El gobierno de Honduras destinó 20.271.7 millones de lempiras (US$1.000 millones) para cancelar la planilla salarial correspondiente a enero-septiembre de 2010.

Así lo revela un informe de la secretaría de Finanzas, el que señala que la meta es cerrar con un gasto de 31.478.8 millones de lempiras (US$1.641 millones) en el presente ejercicio fiscal.

El porcentaje de ejecución es de 64,3%. La cifra señalada anteriormente es menor a los 32.235 millones de lempiras (US$1.680 millones) contemplados en la Carta de Intenciones aprobada por el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI), el pasado 1 de octubre en Washington.

No obstante, el secretario de Finanzas, William Chong Wong, indicó que el ajuste salarial de 650 lempiras para los empleados y funcionarios que ganan menos de 20.000 lempiras mensuales significará una erogación de 450 millones de lempiras. En relación al Producto Interno Bruto, se estima que la masa salarial será de 11,1%.

La cantidad pudo haberse incrementado entre 650 y 800 millones si el Congreso Nacional no hubiese aprobado la desindexación de los estatutos del reciente aumento del salario mínimo, el que osciló entre 3% y 7% y que tendrá vigencia a partir del 1 de septiembre pasado.

Salarios. De acuerdo con la Secretaría de Finanzas, de los 20.271.7 millones erogados en los primeros nueve meses de 2010, el personal permanente absorbió 19.162.3 millones de lempiras y los eventuales consumieron 903.1 millones.

En cuanto a los empleados permanentes, el gobierno central programó 9.188.7 millones de lempiras en concepto de sueldos básicos y hasta septiembre se erogaron 6,589.6 millones (71.2%). En cuanto a sueldos básicos para docentes, la Secretaría de Finanzas presupuestó 6.347 millones de lempiras y lo ejecutado al mes analizado fue de 92,3%, o sea 5.924 millones.

En cuanto a los sueldos básicos docentes administrativos se asignó 718 millones de lempiras y durante enero-septiembre se erogaron 594,8 millones de lempiras, equivalente a 80,1%.

En la partida conocida como adicionales se presupuestó 5.757.2 millones de lempiras y lo ejecutado fue de 2.155.5 millones (39,3%). Para el pago del décimo tercer mes de salario a los docentes se programó 922,6 millones de lempiras y se erogaron 925.9 millones.

En cuanto al resto de personal del gobierno central se asignó 757,5 millones y se pagó 725,9 millones. En cuanto a complementos, el Poder Ejecutivo presupuestó 1.316.4 millones de lempiras y lo ejecutado totalizó 579,8 millones, o sea 44,2% de lo asignado.

Aportes patronales. Este es otro de los componentes que más recursos absorbe de la planilla salarial. Para cancelar las contribuciones a los institutos de previsión social, la Secretaría de Finanzas presupuestó 2.335 millones de lempiras para el presente ejercicio fiscal.

Al Instituto de Previsión del Magisterio se le cancelaron 1.000 millones de lempiras, equivalente al 75% de lo asignado (1.328.5 millones de lempiras).

Al Injupem se le cancelaron 135,5 de los 698,4 millones de lempiras asignados. El Instituto de Previsión Militar (IPM) recibió 356.6 millones de lempiras y 158.3 millones al Seguro Social. El Infop apenas recibió 46,100 lempiras.