Nueva York/Londres. El cobre cayó este miércoles debido a que la apreciación del dólar y los temores macroeconómicos siguieron opacando las perspectivas de demanda a corto plazo y limitando el impacto alcista de una prolongada huelga en la mayor mina del metal en el mundo.

* El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cayó 40 dólares, a 9.780 dólares por tonelada.

* En Nueva York, el cobre para septiembre cedió 3,15 centavos, para terminar en 4,4465 dólares por libra.

* El aluminio alcanzó 2.675,25 dólares por tonelada, su mayor nivel desde inicios de junio. En tanto, el estaño subió a un máximo de sesión de 29.000 dólares por tonelada, su precio más alto desde mediados de mayo.

* Con el estancamiento de las negociaciones para elevar el limite de endeudamiento de Estados Unidos, los persistentes problemas de deuda en la zona euro y otra ronda de débiles datos económicos estadounidenses, los inversores se enfocaron más en las implicancias de una potencial desaceleración en la economía global sobre la demanda.

* El dólar escaló contra una cesta de monedas.

* Las perspectivas de demanda se vieron afectadas después de que los nuevos pedidos de bienes duraderos de Estados Unidos disminuyeron inesperadamente en junio y que un indicador de los planes de inversión de las empresas también cayó.

* Pero dado que la huelga en la mayor mina de cobre del mundo, Escondida, entró en su sexto día sin soluciones a la vista, los riesgos a la baja para el cobre parecieron limitados.

* El aluminio bajó a 2.644 dólares desde los 2.652 dólares de la pasada jornada.

* El estaño trepó a 28.745 dólares desde los 28.600 dólares del martes.

* El zinc cayó a 2.521 dólares desde los 2.532 dólares de la pasada jornada.

* El plomo bajó a 2.690 dólares por tonelada desde los 2.720 dólares de la última sesión.

* El níquel subió a 24.395 dólares por tonelada desde los 24.100 dólares del martes.