México DF. Los precios al consumidor de México subieron 0,15% en la primera quincena de julio, una variación menor a la esperada por el mercado, mostraron cifras del banco central.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos volátiles, fue del 0,13% en los primeros 15 días de julio, según el reporte del Banco de México (Banxico).

Analistas esperaban un alza del 0,24% en el índice general de precios al consumidor, según el promedio y la mediana de un sondeo de Reuters entre 20 especialistas.

Los sectores cuyos precios subieron con más fuerza en el periodo fueron los paquetes turísticos y el transporte aéreo, junto con productos agropecuarios como el jitomate, la cebolla y el aguacate, dijo el banco central en su reporte.

Medida a tasa interanual, la inflación de México se desaceleró a 3.61% hasta la primera quincena de julio, desde 3,69%  del cierre de junio, lo que resta presión al banco central para mover la tasa de referencia, que mantiene en 4,5%  desde julio del año pasado.

La economía mexicana se está recuperando lentamente de una severa recesión que llevó a que el Producto Interno Bruto (PIB) del país cayera 6,5%  en el 2009.

El gobierno espera que la economía crezca este año al menos 4,5%.