El 13 de diciembre de 2010: el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anuncia que una de las iniciativas que llevaría a cabo con la Ley Habilitante, sería el incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA). 4 de enero de 2011: Chávez informa que no se aumentará, pues el fondo para atender la emergencia por las lluvias se financiará de otra forma.

"Me tomé un tiempo, hicimos unos cálculos. El precio del petróleo se ha recuperado. Está a US$85 por barril. El Brent está apuntando al precio justo que se ubica cercano a los 100 dólares el barril. El precio no se derrumbó más. Logramos controlar el estremecimiento, redujimos producciones y la economía venezolana entró de nuevo en el dinamismo creciente", manifestó.

Agregó: "Es una rectificación, había sido una decisión nuestra. Me habían propuesto incrementar el IVA en uno o dos puntos a partir del 1 de enero, pero no lo aumentaremos ni un punto, ni dos puntos, ni nada en todo este año 2011, ni 2012", aseveró.

También se anunció que no se implementará el Impuesto del Débito Bancario (IDB).

Representantes del sector empresarial privado se manifestaron con respecto a las nuevas medidas anunciadas.

"Hay que analizar qué se esconde detrás de esto. Yo no creo en la rectificación ni la buena conducta de este gobierno", manifestó Noel Álvarez, presidente de Fedecámaras.

Señala que el Gobierno no hace las cosas de manera fortuita, sino que planifica con base en las respuestas que obtiene en su sala situacional, en sus mesas de análisis, lee los números que va obteniendo. "Debe obedecer a una estrategia política. Hay que recordar que este es un año preelectoral y que esta medida impopular de aumento del IVA le podría pasar factura", dijo Álvarez.

Dijo que estos impuestos iban a perjudicar a la población -cuyo salario real está muy deteriorado- y a incrementar el índice inflacionario. "Esto lleva a los empresarios a trasladar los costos a los consumidores finales. Los ingresos petroleros deberían asumir una serie de costos que no debería cubrir la población con el pago de impuestos. El mayor problema es que los ciudadanos no reciben una contraprestación del Gobierno con mejores servicios", opinó.

Sin rumbo fijo. Para Víctor Maldonado, presidente de la Cámara de Comercio de Caracas, todo responde a la improvisación. "El Gobierno maltrata a la economía y da una imagen de poca seriedad. No es posible que en diciembre necesitara del IVA y solo unos días después descubre que no lo necesita", dijo.

Dice que debe haber una explicación más lógica y que el tema tributario debe ser discutido con criterio de equidad sin perjudicar a los sectores menos favorecidos.

"Las medidas de disciplina fiscal deben reencontrarse con el sector privado. Es necesario tomar las medidas adecuadas para un país cuya economía está en recesión, con alta inflación y desempleo", señaló Maldonado.

Indicó que para opinar sobre si el aumento de impuestos era necesario, habría que tener mayor información por ejemplo, sobre las cuentas de Pdvsa.

"Es necesario dirigir bien los presupuestos y que los ciudadanos puedan ver resultados".

Ambos empresarios manifestaron temor por lo que pueda significar la Ley Habilitante, ya que el presidente podría considerar de nuevo esta u otras medidas.