Sao Paulo.  Henrique Meirelles no seguiría como presidente del Banco Central de Brasil, a menos que la presidenta electa Dilma Rousseff garantice la autonomía de la institución, dijo este viernes el diario O Estado de S. Paulo.

Meirelles se negaría también a aceptar una extensión temporal de su mandato hasta el primer trimestre del 2011, según el diario, que no citó fuentes. Un portavoz del Banco Central en Brasilia declinó referirse al artículo.

En Brasil, el Banco Central está bajo la órbita del Ministerio de Hacienda y su autonomía para manejar la política monetaria no está consagrada por ley.

Unos años atrás, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva dio al Banco Central rango ministerial, en un intento por reforzar su autonomía de facto.

En los mercados hay gran especulación sobre el futuro equipo económico de Rousseff. Una fuente dijo a Reuters este jueves que el ministro de Hacienda Guido Mantega seguiría en su cargo.

Rousseff planea anunciar a su equipo económico el 15 de diciembre según Estado.

La mandataria asume el 1 de enero.