Los países de la Unión Europea deben fortalecer su gestión de la economía como un grupo de Estados soberanos, o de lo contrario virar hacia una federación política, dijo este lunes el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet.

"O probamos que podemos encontrar un nuevo concepto fuerte de gestión (...), o no tenemos éxito en esta dirección y entonces aparecerá como necesario un nuevo salto hacia un marco institucional de una Europa que camina hacia una federación política", dijo Trichet en un discurso en Bruselas.

El presidente del BCE declaró además que los países de la zona euro deben aferrarse a sus planes de consolidación fiscal, señalando que este era un primer paso esencial para regresar a un crecimiento económico equilibrado y sostenible.