Brasilia. El nominado para encabezar el Banco Central de Brasil Alexandre Tombini, señaló este martes que no cederá ante presiones políticas para reducir la tasa de interés y prometió que la entidad tendrá "autonomía operacional total" para combatir la inflación durante su mandato.

Tombini, un veterano del Banco Central que fue nominado para el cargo el mes pasado, dijo a un comité del Senado que los precios estables eran una condición necesaria para el crecimiento económico.

También defendió la necesidad de reducir la meta de inflación de Brasil con el correr del tiempo, para alinearla con la de los países desarrollados.

"Si tengo el honor de ser aprobado por esta cámara, no dudaré en tomar medidas prudentes (...) que garantizarán el crecimiento del crédito en un modo sustentable", sostuvo.

Tombini dijo que la presidenta electa, Dilma Rousseff, quien lo nominó para el cargo, le aseguró que el banco tendría autonomía total.

La nominación de Tombini fue bien recibida por los mercados financieros, pero muchos inversores siguen preocupados de que una reciente aceleración de los precios al consumidor puedan afectar la estabilidad de la economía de Brasil.

Fuentes cercanas al próximo Gobierno dijeron a Reuters recientemente que la reducción de la tasa de interés será una importante prioridad del Gobierno de Rousseff, aunque dijeron que ella respetará completamente la autonomía del Banco Central.