El presidente Juan Manuel Santos anunció este viernes que revisará el decreto que elevó el salario mínimo para 2011 de 3,4% hasta 4%.

De hacerse efectivo el anuncio del mandatario de los colombianos, el salario mínimo que estaba en 515.000 pesos (US$272.025), ya no sería de 532.510 pesos como fue decretado la última semana de diciembre del año pasado, sino que se elevaría hasta los 535.600 pesos con el incremento del 4%.

Es una decisión política y no económica, indicó el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía. Igual pronunciamiento hicieron otros dirigentes empresariales, mientras que por el lado de los sindicalistas, la noticia fue acogida con beneplácito, pero sin mucha celebración.

El presidente de la Confederación General de Trabajadores (CGT), Julio Roberto Gómez dijo que la decisión es altamente positiva “más allá de la cifra”. Siembra un precedente de una política ya acordada.
Julio Roberto Gómez indicó que el incremento es el fruto de la persistencia de “mantenernos hasta el último momento en la mesa de concertación. Rectificar es una buena política”.

Dijo que es un hecho político que abre un camino para llegar en el futuro a la concertación de un salario vital (equivalente al costo de la canasta familiar) y acabar con la negociación del salario mínimo.

El Presidente Santos explicó que espera reunirse con los ministros de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, y de Protección Social, Mauricio Santamaría. “Voy a hablar con el ministro de Hacienda, con del Protección Social para que por lo menos subamos el salario mínimo al 4%”, dijo Santos.

El mandatario no descartó impacto en el desempleo y en la informalidad, pero reiteró la bondad de elevarlo del 3,4% decretado al final de 2010 hasta llevarlo al 4%.

La decisión del presidente Juan Manuel Santos seguramente estuvo presionada por la alta inflación que se registró el año pasado de 3,17%, que pese a estar dentro del rango meta fijada por el Banco de la República de 2% y 4%, estuvo muy por encima de las proyecciones que esperaba el gerente del Emisor, José Darío Uribe, de 2,6% y 2,7%.

Una vez conocido el anuncio del Presidente, revelado en Suan en el departamento del Atlántico, donde supervisa las obras de taponamiento del canal del Dique, los dirigentes empresariales se mostraron extrañados con la decisión porque va a afectar seguramente el desempleo que ha mostrado tendencia a la baja, pero también la informalidad que sí ha mostrado un importante repunte.

Mejía consideró que elevar el salario mínimo hasta el 4% seguramente va a incrementar la informalidad y el desempleo. Pese a que no aceptan el aumento, admiten que es una decisión tomada libremente por el Presidente Santos.

“A la luz de los datos que hemos recibido sobre inflación en el último mes, vamos a revisar ese salario mínimo, vamos a incrementarlo. Voy a hablar con el Ministro de Hacienda y el Ministro de la Protección Social, y yo les voy a proponer que por lo menos subamos el salario mínimo al 4%”, afirmó el Mandatario, según el comunicado de prensa de la Casa de Nariño.

Santos Calderón dijo que en las consultas con los ministros se espera poder subir el salario mínimo del 3,4% al 4%.

El Presidente Santos se refirió así a las observaciones hechas por las centrales obreras alrededor del reajuste salarial.

La asignación legal mínima por mes se reajustó el pasado 30 de diciembre por medio del Decreto 4834 de 2010 y el incremento entró en vigencia el primero de enero.