Madrid. Los préstamos del Banco Central Europeo (BCE) a las instituciones financieras españolas alcanzaron un nuevo récord en junio, sugiriendo un acceso al financiamiento más restringido justo antes de los vencimientos de principios de julio de créditos a un año por 442.000 millones de euros (US$561.000 millones).

Los datos del Banco de España revelan que los bancos españoles tomaron prestados 136.490 millones de euros (173.474 millones de dólares) del BCE en junio, frente a los 105.600 millones de mayo (US$134 millones).

Si se resta las cantidades que los bancos devolvieron al BCE, el total prestado alcanzó los 126.300 millones de euros (US$160 millones), un cuarto del total que prestó el BCE. Esta cifra supera los 85.600 millones en mayo (US$108 millones).

"Parece que los bancos españoles aumentaron aún más su dependencia de la financiación del BCE en junio", dijo Nick Matthews, economista de RBS.

"Esto probablemente se debe a dos motivos. En primer lugar, porque los bancos podrían haber tomado más precauciones ante la devolución de 442.000 millones de euros a principios de julio y, en segundo lugar, porque hay mayores dificultades de financiación", añadió el experto.