Shangai. El primer ministro chino, Wen Jiabao, dijo este sábado que el tipo de cambio de China se mantendría estable para proteger a los exportadores, reportó la agencia de prensa oficial Xinhua.

Wen prometió que "un tipo de cambio básicamente estable" ayudaría a mantener un nivel constante de exportaciones y mejoraría la confianza en los negocios, informó la radio estatal de la nación.

China también buscará activamente expandir sus importaciones y acelerar el desarrollo del comercio exterior, afirmó el primer ministro durante una gira en la ciudad de Guangzhou, en el sur del país.

"La crisis financiera internacional no ha terminado y comparada con la última, es diferente. Es más confusa y compleja", señaló Wen, citado por la radio estatal.

El viernes, Wen pidió esfuerzos conjuntos para combatir el creciente proteccionismo comercial en el mundo y dijo que la fricción en el comercio había sido politizada, reportó el sábado el medio oficial China Daily.

Durante la apertura de la Feria Cantonesa en Guangzhou, Wen instó a los países a combatir la inminente crisis financiera empleando métodos racionales para manejar la fricción en el comercio.

"El desafío actual es que existe un proteccionismo comercial cada vez mayor a nivel mundial y se está politizando más el comercio, lo que proyecta una enorme sombra y afecta a la recuperación económica global", dijo, según fue citado por la publicación.

"China y las otras naciones deberían trabajar mano a mano para abrirse los mercados mutuamente", sostuvo.

El Departamento del Tesoro estadounidense dijo el viernes que postergaría hasta más adelante este año una resolución sobre si China está manipulando su moneda.

La decisión se tomó porque legisladores del Partido Demócrata intentan vencer la oposición de los republicanos a un proyecto que castigaría a Pekín por sus políticas monetarias.

Pekín ya ha condenado la legislación estadounidense, que le permitiría a Washington aplicar impuestos compensatorios sobre productos de naciones que se considera subsidian exportaciones devaluando sus monedas.

Entre esas monedas estaría el yuan, que muchos legisladores afirman ha sido mantenido drásticamente bajo contra el dólar.