Londres. La producción industrial británica creció más de lo esperado en mayo y a su mayor tasa anual de incremento en casi 10 años, pese a las fuertes revisiones a la baja de las cifras de abril, según datos conocidos este jueves.

La Oficina Nacional de Estadísticas dijo que la producción industrial subió 0,7% en mayo, casi el doble de lo que preveían los analistas. Con ello, la tasa anual de incremento fue del 2,6%, la más alta desde junio del 2000.

Sin embargo, el alza anual fue menor que 3,1% que esperaban los analistas después de que la contracción de abril en la producción industrial fuera revisada a 0,7% desde 0,4%.

La producción manufacturera -que excluye la extracción de recursos y los servicios públicos- creció 0,3% en el mes, en línea con los pronósticos, gracias a sectores como equipamiento eléctrico y óptico, metales básicos y productos de metal.

A nivel interanual, la producción manufacturera aumentó 4,3%, su mayor incremento anual desde diciembre de 1994.