Berlín. La confianza del consumidor alemán probablemente se eleve en agosto a su máximo nivel desde noviembre, impulsada por la euforia de la Copa Mundial de fútbol, el cálido verano y una mejoría en el mercado laboral, dijo el martes el grupo de estudios de mercado GfK.

El indicador GfK sobre la confianza del consumidor futura, basada en un sondeo a 2.000 alemanes, subió a 3,9 puntos para agosto desde una cifra revisada de 3,6 para el mes previo, dijo el grupo con sede en Nuremberg.

Economistas consultados por Reuters la semana pasada habían previsto que el indicador se estabilizaría en 3,5.

"El buen desempeño de los futbolistas alemanes en la Copa Mundial, el clima veraniego y las positivas noticias del mercado laboral han puesto a los ciudadanos de Alemania de buen ánimo", comentó GfK en un comunicado.

"Estos factores opacaron otros que obviamente amenazaban con pesar sobre la confianza, como el paquete de medidas de austeridad y el alza en las contribuciones para el seguro de salud", añadió.

La selección de fútbol germana eliminó a Inglaterra, Argentina y otros equipos en el Mundial, jugando con un estilo atractivo que se llevó elogios de todo el mundo, y que sólo fue derrotada por el cuadro que terminó campeón, España.

Su buen rendimiento generó un sentimiento patriótico en un país cauteloso de los símbolos nacionales.

Los consumidores germanos fueron mucho más optimistas sobre el panorama de la mayor economía de Europa que hace un mes.

Una medición de GfK sobre las expectativas del ciclo de negocios saltó a 36,8 en julio desde 5,5 en el mes anterior, su nivel más alto desde octubre del 2007.

Un indicador de expectativas de ingresos también subió a 29,1 desde 8,2, mientras que una medida de la disposición de los alemanes para gastar cayó levemente a 27,9 desde 30,4.

"Antes y durante el Mundial de fútbol, algunos sectores se beneficiaron de un impulso especial", comentó GfK.

"La leve declinación en la disposición a gastar en julio es más que todo una normalización", agregó.