El proyecto de ley de pensiones en Bolivia, cuyo tratamiento se inició en la Asamblea Legislativa Plurinacional, establece que si el empleador no está al día con el pago de las contribuciones del asegurado, éste no podrá despedirlo hasta cumplir con este requisito.

El artículo 102 del proyecto de ley señala que “el empleador, a tiempo de concluir la relación laboral, deberá encontrarse al día en el pago de las contribuciones por el asegurado al Sistema Integral de Pensiones y al Seguro Social Obligatorio de largo plazo, debiendo presentar al Ministerio de Trabajo, junto al finiquito del empleado, la certificación correspondiente emitida por la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo”.

En caso de que el empleador no hubiere efectuado el pago de las contribuciones del asegurado al momento de concluir la relación laboral, el Sistema Integral de Pensiones “no podrá poner término al contrato de trabajo”, manteniendo el vínculo laboral hasta que se cumpla con éste.

Si el empleador se encuentra en mora en el pago de las contribuciones del asegurado —cuando el empleado decida su retiro voluntario y en el marco de la legislación laboral vigente—, deberá pagarlas tomando en cuenta el interés en mora e incremental correspondiente”, agrega.

El viceministro de Trabajo, Félix Rojas, informó que la medida fue establecida, inicialmente, vía decreto y luego fue incorporada en el proyecto de ley. “Con esta disposición se enriquece la nueva Ley de Pensiones, porque el incumplimiento del pago de las contribuciones de los trabajadores representa una agresión a las normas sociales”, manifestó.

La disposición se estableció “porque muchísimos empleadores burlaban en el pasado esa obligación”, afirmó.

El gobierno, por su parte, acelera la aprobación de la ley. La Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas de la Cámara de Diputados inició ayer, por tiempo y materia, el tratamiento de la misma. Luego de su aprobación en grande y detalle, el documento pasará al pleno de la Cámara Baja.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez, expresó su preocupación porque “ningún sistema de pensiones del mundo ha tenido una sostenibilidad de 35 años como el que plantea el Gobierno”.

Sin embargo, a pesar de las observaciones de los empresarios, la Asamblea aprobará “rápidamente” la nueva norma apoyada en “una mayoría oficialista que no revisa todas las leyes que aprueba”, dijo a Unitel.

El proyecto de Ley de Pensiones establece penas más severas para los empleadores que incurran en el incumplimiento de los aportes de los asegurados. El artículo modificatorio 117 incorpora el artículo 345 bis al Código Penal con el siguiente texto: “El empleador que se apropiare de las contribuciones destinadas al Sistema Integral de Pensiones, en su calidad de agente de retención y no los depositare en la entidad señalada por ley, (...) incurrirá en privación de libertad de 5 a 10 años y multa de 100 a 500 días”.

Previsión pide calma a clientes. El gerente regional de BBVA Previsión AFP, Milán Rosales, afirmó ayer que esta entidad continúa trabajando de forma regular y aseguró que la gente “debe estar tranquila”. El martes, el Banco Bilbao Viscaya Argentaria (BBVA), titular de la AFP, informó que negocia su salida del país. Al respecto, Rosales indicó: “No soy atribuible para dar esa información”.

Piden censo de empresas para ampliar base aportante. El titular de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez, pidió al Gobierno levantar un censo empresarial para identificar a las empresas con capacidad de contribución y ampliar así la base de aportantes al sistema de pensiones.

El aporte patronal solidario del 3% es sólo cargado a las empresas formales, “siendo que los informales —que son una gran cantidad— en ningún caso están siendo identificados o censados para saber cuáles tienen que entrar a la formalidad”, dijo en declaraciones a la red Unitel.

En el Registro de Comercio existen 42.000 empresas inscritas y en el registro de empleadores del Ministerio de Trabajo sólo hay 9.000, precisó el empresario. 

Mora del sistema llega a Bs500 millones (US$69,7 millones). A septiembre del 2010, el Seguro Social Obligatorio de Largo Plazo registra una mora de Bs 500,17 millones por aportes para la jubilación no entregados. Datos de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Pensiones dan cuenta de que del monto total en mora, Bs 12,19 millones se encuentran en proceso de cobranza administrativa y Bs 487,98 millones se hallan en proceso de cobro judicial.

Actualmente, el mayor deudor a las AFP Previsión y Futuro de Bolivia es el Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) con un monto de Bs 150,35 millones. El monto representa el 30% del total de la mora a estas entidades.

De acuerdo con el proyecto de nueva Ley de Pensiones, el empleador verá afectado su patrimonio con el embargo y la anotación preventiva de sus bienes si incurre en mora. El artículo 110 de la norma señala que “la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo girará la nota de débito al empleador o a los aportantes nacionales solidarios que hubiesen incurrido en mora”.

A tiempo de plantear la demanda, la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo acompañará la nota de débito y solicitará se dicte las medidas precautorias necesarias para precautelar el cobro. En caso de incumplimiento, el referido artículo indica que el Juez del Trabajo y Seguridad Social dictará en un plazo no mayor a 20 días el remate de los bienes del empleador.