Buenos Aires. El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, anunció este viernes el dato de inflación de enero, que calculado bajo un nuevo mecanismo de medición fue de 3,7%, arriba de lo previsto por el mercado que, siendo optimista, pretendía al menos un 3%.

A pesar de que el porcentaje mensual es la inflación que algunos países registran en todo un año, la noticia sorprendió de manera positiva en círculos económicos del país. 

Muchas fuentes de ese ámbito subrayan que este sinceramiento de la información puede, en un plazo aceptable, generar una "cadena virtuosa" para la economía, ya que la veracidad d elos datos acerca a los mercados internacionales.

La buena expectativa que despertó el nuevo índice de precios "se basa en el efecto benéfico que esto traería, en función de la confianza de los inversores, lo que hace esperar un aumento generalizado de los títulos públicos", comentó Juan José Vázquez, analista de Cohen Sociedad de Bolsa. La opinión resume la expectativa de muchas fuentes consultadas en diveros medios de comunicaicón.

Sectores bursátiles comentan que los inversores ansiaban un índice más acorde a la realidad. Sabrina Corujo, de Portfolio Personal, subrayó que con este nuevo índice el gobiernocuenta con "una oportunidad única" para avanzar en una mejoría del cuadro económico general, a partir de la realidad de los datos públicos.

Sostiene, sin embargo, que resta por ver si la decisión se ratifica durante los próximos meses. 

"En un primer momento la noticia se lee como un reconocimiento de la inflación, un punto a favor de la credibilidad y un acercamiento a los mercados internacionales. Habrá que ver si esto, finalmente, se confirma", comentó la analista.