Londres. Chile está preocupado por la apreciación del peso, pero no planea aplicar medidas impositivas al estilo de Brasil sobre el ingreso de flujos de capitales, dijo este lunes el presidente chileno, Sebastián Pinera.

"Estamos muy preocupados (...) debido a que nuestro peso se apreció mucho en los últimos dos meses (...), hay sectores que están sufriendo mucho", dijo Piñera a la prensa en el marco de una conferencia en Londres.

"Pero al mismo tiempo estamos atravesando por una fase de altos precios del cobre y muy buenos términos de intercambio. Y Chile está creciendo más rápido que el resto del mundo, por lo tanto es normal que el peso se aprecie", agregó.

Chile, el mayor productor mundial de cobre, ha visto a su moneda fortalecerse un 15% desde junio a un máximo en dos años frente al dólar.

Altas dosis de estímulo monetario y fiscal en Estados Unidos han llevado a los inversores a buscar rendimientos más altos en los mercados emergentes.

El alza del peso ha generado especulación en torno a la posibilidad de que Chile sea el próximo país emergente en imponer restricciones a los flujos de capital extranjeros.

Sin embargo, al ser consultado sobre si Chile estaba planeando medidas como el impuesto brasileño sobre la inversión extranjera en los mercados locales de bonos, Piñera respondió "no".

"Estamos pensando en otras medidas (... como) fortalecer la apertura de la cuenta de capitales. Esto permitirá más inversión chilena en el extranjero y pondrá cierta presión sobre la demanda de divisas y eso mejorará nuestro tipo de cambio", señaló.

Previamente, en una conferencia con inversores, Piñera dijo que la economía chilena crecería al menos un 6% este año, por encima de la proyección del 5,1% manejada por el Ministerio de Hacienda.

"El año pasado, nuestra economía cayó un 1%. Este año crecemos a un ritmo de 6% o más", afirmó.

En la cresta de la ola.Chile y su presidente están recibiendo elogios de todo el mundo tras el exitoso rescate de 33 mineros que permanecieron atrapados a 700 metros de profundidad por más de dos meses.

"Tengo la sensación de que Chile es más respetado y valorado en el mundo tras el accidente", dijo Piñera en la conferencia.

El mandatario expresó que si bien la economía se está recuperando con rapidez de la caída del año pasado y del terremoto de febrero, el país necesita crecer a tasas por lo menos del 6% anual para eliminar la pobreza.

El mandatario dijo además que es esencial duplicar la capacidad de generación de energía para acelerar el crecimiento.

Consultado sobre una cifra de US$30.000 a US$35.000 millones citada por analistas sobre inversión en generación eléctrica: "en esa área, es absolutamente necesario, de otro modo, la energía pondrá un freno a nuestro desarrollo".

Agregó que Chile se centraría en hidroelectricidad y otras fuentes renovables de energía.