Las centrales obreras hondureñas amenazaron este martes con acciones legales contra la retroactividad del salario mínimo aprobado el fin de semana por el gobierno y la Ley de Empleo Temporal que discute el Congreso Nacional.

El secretario de la Confederación Unitaria de Trabajadores (CUTH), José Luis Baquedano, informó que representantes del sector obrero impugnarán el decreto ejecutivo del incremento salarial que debió ser retroactivo desde el 1 de enero de 2010, como lo establece la Ley del Salario Mínimo y no desde septiembre, como anunció el secretario del Trabajo, Felícito Ávila.

"Se violentó la Ley del Salario Mínimo, la ley es clara cuando dice que la aplicabilidad debe ser a partir del primero de enero, lo hicieron en septiembre", argumentó el dirigente.

Baquedano reiteró que el aumento salarial "es una dádiva, no es un reajuste y mucho menos un incremento, porque debería permitir al trabajador por lo menos tener acceso a la canasta básica".

Las empresas que tengan de uno a 20 trabajadores mantendrán el salario de 5.500 lempiras mensuales (US$285) en el área urbana y 4.055 lempiras (US$210) en el sector rural, mientras las que cuenten con una planilla de 20 a 50 empleados, deberán pagar un 5.665 lempiras (US$294) para el área urbana y 4.166.65 lempiras (US$216) en el sector rural.

Por su parte, las compañias que cuenten con más de 50 empleados deberán pagar 5.886 lempiras en el sector urbano y 4.339.50 en el rural.

Maestros y obreros se unirán mañana a una movilización en la capital de Honduras contra el incremento al salario mínimo

Impugnarán Ley de Empleo Temporal. Asimismo, los sindicalistas adelantaron acciones legales contra la Ley de Empleo Temporal que será aprobada por el Congreso Nacional en los próximos días.

"Esto lo que viene a fomentar es más la pobreza, más la miseria. Están formando una legislación paralela al Código del Trabajo, están destruyendo el Código del Trabajo que medianamente nos garantiza derechos y que nos ha costado mucho a los trabajadores. Eso nos obliga a ir a presentar un recurso de amparo ante la Corte Suprema de Justicia y si aquí en Honduras no hay justicia, pues vamos a recurrir a instancias internacionales", manifestó Baquedano.

Las centrales obreras alegan que al distribuir la masa de empleo entre más trabajadores, si bien se mejorarían los índices formales de empleo y subempleo, se deteriora el índice de Ingreso per cápita de Honduras.

"Se está flexibilizando el Código del Trabajo y realmente se pone en precario el empleo formal y se pone en riesgo la estabilidad laboral", reiteró.

La Ley de Empleo Temporal será aprobada a más tardar este jueves, según el secretario del Congreso Nacional, Rigoberto Chang Castillo.