Al cierre del primer semestre de 2010 el Sector público consolidado (SPC) registró una falta de recursos de 146.000 millones de pesos (US$78 millones), informó el ministerio de Hacienda.

El informe destaca que este resultado es inferior al balance observado en igual periodo de 2009 cuando se registró un superávit de 975.000 millones de pesos (US$523,5 millones), equivalente a 0,2% del PIB (producto interno bruto).

Precisa el informe que el balance fiscal del Gobierno Nacional Central (GNC), frente al déficit observado entre enero y junio de 2009, no presenta cambios como proporción del PIB (0,8%).

Destaca el estudio el menor dinamismo que registraron los ingresos del gobierno central en el primer semestre de 2010, que fue compensado con el menor nivel de gasto observado durante el mismo período.

Explica que mientras los ingresos totales presentaron una caída de 3% en términos nominales, el nivel de gasto presentó una caída nominal de 2,3%.

Cabe anotar que este comportamiento a la baja en el monto de los ingresos y gastos, es consistente con la proyección del balance del GNC para 2010, donde por cuenta del menor dinamismo esperado de los ingresos de la Nación (en particular de los tributarios y los recursos de capital), fue necesario un ajuste en gasto por 5,9 billones de pesos, dice el informe.

Deterioro del sector descentralizado. Por el lado del sector descentralizado se evidencia un deterioro de la posición fiscal, pues se debilitó el superávit de 6,46 billones de pesos equivalente a 1,3% del PIB hasta caer a 5,4 billones de pesos alrededor de 1,0% del PIB.

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), el Fondo de Estabilización de Precios del Combustible (FEPC) y las Empresas Públicas de Medellín (EPM) explican gran parte de este resultado, dice el informe.

Tanto el FEPC como la ANH hacen parte de las empresas del nivel nacional cuyo balance pasó de 1,13 billones de pesos a un saldo negativo de 377.000 millones de pesos entre el primer semestre de 2009 y 2010.

Los desahorros realizados por el Fondo de Estabilización del Precio de los Combustibles (FEPC) permitieron cubrir parcialmente el crecimiento en 52,3% del precio internacional del petróleo, dice el Gobierno.

Para evitar un aumento mayor de los precios internos de gasolina y diesel, y garantizar la importación de diesel necesaria para satisfacer la demanda interna, el fondo tuvo que desacumular recursos por 618.000 millones de pesos.

La ANH por su lado registró un déficit de 734.000 millones de pesos en mayor medida debido a la transferencia al Gobierno Central de excedentes financieros de vigencias anteriores por un monto de 688.000 millones de pesos.