Washinton. El Senado de Estados Unidos aprobó este martes una ley para mantener al gobierno federal operando hasta el 4 de marzo, y acordó por 79 votos contra 16 finalizar el proyecto de US$250.000 millones.

Mediante esta medida se seguirá financiando gran parte de las agencias y departamentos federales a niveles autorizados para el año fiscal 2010, aunque algunos programas registrarán leves alzas. Se espera que la Cámara de Representantes siga los pasos del Senado y apruebe la medida más tarde el martes.

La actual resolución de financiamiento del gobierno expira a la medianoche del martes, lo que motiva a los legisladores a acelerar sus esfuerzos. Si no logran acuerdo respecto a otra extensión del financiamiento antes de la hora, el gobierno federal se vería obligado a comenzar a cerrar sus operaciones.

Inicialmente, los senadores demócratas impulsaron un proyecto de ley de gastos por US$1.100 millones que habría financiado los presupuestos de las agencias por el resto de los nueve meses y medio del año fiscal 2011.

Pero los republicanos insistieron en una medida de más corto plazo, dado que tendrán mayor influencia en cómo establecer los niveles de gasto para el resto de 2011 al tomar una mayoría de la Cámara de Representantes y reducir la ventaja de los demócratas en el Senado en enero.