Una fuerte oposición al acto legislativo de las regalías sigue creciendo a lo largo y ancho de Colombia.

Para representantes de zonas productoras es importante que el gobierno aporte a los fondos propuestos las utilidades de Ecopetrol y las rentas de las compañías petroleras.

Una reforma de alcance legal y no constitucional es lo que se necesita para modificar el actual régimen de regalías.

El anuncio fue hecho por el ex contralor Antonio Hernández Gamarra, al explicar que el proyecto debe contemplar que los reparto de los recursos no se haga por cantidades producidas, sino de acuerdo a las necesidades de las regiones productoras, y que el resto se destine a los fines que determine la ley, que pueden ser los mismos que propone el acto legislativo del gobierno.

Por su parte, el gobernador de Santander, Horacio Serpa, uno de los más acérrimos contradictores de la iniciativa, propone que el gobierno aporte a los fondos de ahorro los dineros provenientes de las utilidades de Ecopetrol y el pago de los impuestos de las multinacionales petroleras.

Serpa considera que solo de esta forma, las regiones aceptarían efectuar los aportes que contempla el acto legislativo propuesto por el Ejecutivo.

Alertó que "se van a constitucionalizar los porcentajes, a la hora de repartir una renta, y eso es fatal. Uno no puede decir en la Constitución el 10% para ciencia y tecnología de aquí a la eternidad".

Para Serpa el proyecto es muy centralista y que si se busca repartir con mayor criterio las regalías no se necesita una reforma constitucional.

"Si ha habido casos de corrupción (con las regalías) que investigue la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría y que sancionen a los corruptos", dijo el mandatario santandereano.

"No estamos defendiendo a los corruptos", reiteró Serpa.