Washington. El número de solicitudes iniciales de subsidio por desempleo en Estados Unidos cayó inesperadamente la semana pasada y tocó su nivel más bajo en casi tres meses, mostró este jueves un informe que apunta a cierta estabilidad en el atribulado mercado laboral.

El Departamento de Trabajo dijo que el número de personas que solicitaron ayuda por desempleo por primera vez disminuyó en 11.000 para una cifra ajustada estacionalmente de 445.000, el número más bajo desde la semana al 10 de julio.

Los analistas consultados por Reuters esperaban una cifra de 455.000 frente al informe preliminar de 453.000 nuevas solicitudes en la semana anterior, que fue revisado a un alza de 456.000.