Washington. Las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos cayeron la semana pasada más de lo esperado por los analistas, lo que podría constituir una señal esperanzadora para el mercado laboral.

El descenso se opuso a la tendencia habitual de julio, después que un número menor de fábricas suspendiera sus operaciones durante parte del verano.

Las solicitudes iniciales descendieron en 29.000 a un nivel ajustado por factores estacionales de 429.000 en la semana que finalizó el 10 de julio, frente a las 458.000 de la semana anterior, informó el jueves el Departamento de Trabajo. Éste es el nivel más bajo desde el 23 de agosto del 2008.

Los economistas encuestados por Dow Jones Newswires esperaban un descenso de 9.000.

La cifra de las solicitudes de la semana anterior fue revisada al alza, después de calcularse originalmente en 454.000.

El promedio variable de cuatro semanas para las solicitudes iniciales, que los economistas utilizan para determinar las tendencias subyacentes del mercado laboral, descendió en 11.750 a 455.250.

En tanto, el número de trabajadores que recibió beneficios por seguro de desempleo durante más de una semana aumentó en la semana al 3 de julio. La cifra, conocida como las solicitudes continuas, ascendió en 247.000 a 4.681.000.

La tasa de desocupación para los trabajadores con seguro de desempleo fue del 3,7% en la semana al 3 de julio, un incremento frente a la tasa del 3,5% de la semana previa.