Ciudad de México. México podría perder el potencial de atracción para las inversiones y estaría obligada a realizar modificaciones a la ley, si Estados Unidos aprueba el plan fiscal propuesto por el presidente Donald Trump, publicó este domingo El Diario de México.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, consideró que aunque el proyecto presentado por Trump aun debe ser sometido a aprobación y eso podría incluir modificaciones, es necesario que México transite hacia un sistema fiscal más competitivo.

Castañón agregó que desde México estarán al pendiente de los cambios fiscales que puedan ser aprobados por Estados Unidos, “para realizar los cambios financieros, fiscales y jurídicos necesarios para mantener a México como un país abierto, competitivo, atractivo y confiable”.

Para ello, agregó el vocero empresarial, realizarán los análisis correspondientes con los asesores y expertos fiscalistas, además de las autoridades.

Por su parte, el presidente de Coparmex, Gustavo de Hoyos, consideró que México es uno de los más caros en materia fiscal para las empresas, por lo que tendrá que revisar su política fiscal si desea seguir compitiendo. “Si se cristaliza la propuesta, México quedaría en una posición comprometida en materia de inversiones por su alto costo fiscal”, dijo.

Los republicanos presentaron una propuesta que busca reducir la tasa tributaria de las empresas de 39 a 20%, entre otras medidas que México tendrá que considerar.