Nueva York. La agencia Standard & Poor's Ratings Services (S&P) mantuvo la perspectiva negativa para la calificación "AAA" del Reino Unido y reiteró que el nuevo gobierno del país enfrenta una serie de complejas decisiones relacionadas con el gasto.

"La perspectiva negativa refleja el potencial de rebaja (de calificación) si el gobierno no implementa su complejo programa de consolidación fiscal en la escala prevista actualmente", señaló el analista Trevor Cullinan.

Esa perspectiva se estableció por primera vez para el Reino Unido en mayo de 2009.

Previamente, el Reino Unido informó que la economía británica creció a una tasa de 0,3% en el primer trimestre frente al trimestre anterior, mientras que el dato revisado mostró que la reciente recesión fue más intensa de lo previsto.