San Salvador. Standard & Poor's (S&P) rebajó este viernes la calificación crediticia de El Salvador en un escalón, debido a que la creciente división política en el país entre el presidente Mauricio Funes y el Congreso local amenaza con descarrilar reformas económicas.

La agencia recortó la nota de El Salvador a "BB-" desde "BB", con un panorama "estable".

Funes llevó al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), fundado por ex guerrilleros marxistas, a la victoria en las elecciones presidenciales del 2009 por primera vez desde que terminó la guerra civil, que se desarrolló entre 1980 y 1992.

Sin embargo, Funes se unió al FMLN para la elección y se ha enfrentado en varias ocasiones con el partido desde que tomó el poder.

"La rebaja refleja la opinión de Standard & Poor's de que el ambiente político se está deteriorando, debido a una creciente y más evidente división entre el presidente Mauricio Funes y el partido FMLN", dijo S&P en un comunicado.

"Se espera que esto siga impidiendo el avance de una serie de reformas cruciales y finalmente debiliten la flexibilidad fiscal y las perspectivas de crecimiento económico", agregó.

La economía de El Salvador se está recuperando de una recesión y S&P pronostica que el ingreso promedio del país crecería sólo un 0,1% en el 2011 y un 0,8% en el 2012.

La calificadora dijo que las elecciones legislativas del 2012 podrían exacerbar las tensiones políticas y paralizar reformas pendientes.