Lima, Andina. El crecimiento económico en el Perú se da en forma sustentable y con aumentos importantes en los niveles de inversión, señaló este sábado la agencia calificadora de riesgo Standard & Poor’s.

El director asociado de Ratings Soberanos para Latinoamérica de Standard & Poor’s, Sebastián Briozzo, indicó que justamente los niveles sustanciales de inversión, favorecen que el crecimiento económico sea sostenido en el tiempo.

Asimismo, manifestó que es sorprendente y positiva la capacidad del gobierno de endeudarse en moneda local a plazos largos y a tasas de interés fijas.

“Da espacio para orientar más recursos a gasto social, salud y educación, por lo que va a ser determinante la magnitud del gasto que se oriente a reducir la pobreza o a generar mayores niveles de inversión pública”, anotó en declaraciones a la agencia Andina.

Consideró que será el desafío del próximo gobierno lograr que el gasto sea más eficiente y que sea parte de una estrategia bien planificada.

De otro lado, el analista destacó el proceso de desdolarización en el Perú en los últimos años.

“La desdolarización es un proceso gradual y lento, y ha resultado exitoso, pues el hecho de que los cambios no hayan sido tan rápidos como se hubiera esperado, ha favorecido evitar riesgos más grandes, por lo que lo vemos como un proceso exitoso”, anotó.

Refirió que el otorgamiento del grado de inversión al Perú el 2008, respondió a que se pensaba que estaba bien preparado para hacer frente a un shock externo y efectivamente así fue, pues pudo superar la crisis financiera internacional de manera positiva.

El analista recordó que Standard & Poor’s mejoró la perspectiva del Perú el 23 de agosto del 2010, luego de haber elevado su calificación crediticia a grado de inversión el 14 de julio del 2008.

Anteriormente, Briozzo anticipó que el grado de inversión alcanzado por el Perú, y las respuestas apropiadas del gobierno ante la crisis internacional, favorecerían que salga fortalecido de la coyuntura negativa, siendo un país atractivo para las inversiones.

“Perú tiene potencial para salir fortalecido de la crisis externa en términos de inversiones y puede convertirse en un país atractivo cuando se estabilice la situación internacional, pues ha mejorado mucho su fortaleza macroeconómica, redujo bastante sus niveles de endeudamiento y su crecimiento no depende sólo de productos primarios, sino también del fuerte dinamismo de la demanda doméstica”, declaró en el 2009.