Sao Paulo. Brasil registró un superávit comercial de US$2.280 millones en junio, lo que representa un fuerte descenso frente a la lectura de mayo.

La caída se explica debido a un aumento en la demanda de importaciones, gracias a que la economía del país experimenta una sólida recuperación de la recesión mundial.

Las exportaciones brasileñas sumaron en junio US$17.100 millones, mientras que las importaciones fueron de US$14.800 millones, informó el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior.

En mayo, el superávit comercial de Brasil fue de US$3.440 millones. En junio de 2009, el excedente alcanzó los US$4.600 millones.

La cifra de junio fue inferior a las expectativas de los analistas.

La mediana de las estimaciones de ocho analistas encuestados por Dow Jones Newswires apuntaba a un superávit comercial de US$2.860 millones.

Para todo el año, es probable que continúe la tendencia hacia un menor superávit comercial.

En los primeros seis meses de 2010, Brasil registró un superávit comercial de US$7.890 millones, mucho menor que el excedente de US$13.900 millones del mismo lapso de 2009.