Pekin. El superávit de cuenta corriente de China en el tercer trimestre duplicó al de hace un año al llagar a US$102.300 millones, ignorando el techo del 4% del PIB que había tratado de imponer el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner.

El superávit de los primeros tres trimestres del año, conducido fundamentalmente por el positivo saldo en el comercio de mercancías de China, llegó a los US$204.000 millones, dijo este jueves la Administración Estatal de Moneda Extranjera (SAFE, por su sigla en inglés).

Esta cifra equivale a un 5,1% del Producto Interno Bruto (PIB), basado en un PIB de 26.866 billones de yuanes en los primeros nueve meses del año, como informó la Oficina Nacional de Estadísticas, y asumiendo un tipo de cambio promedio de 6,75 yuanes por dólar.

China registró un superávit de cuenta corriente del 6% del PIB en el 2009, por debajo del máximo del 10.6% en el 2007.

Yi Gang, vicegobernadora del Banco Popular de China, ha expresado su confianza en que el superávit está en camino de reducirse a un 4% del PIB, una medida referencial sugerida por Geithner como indicativa para una economía que no está equilibrada.

Pero los economistas del Fondo Monetario Internacional han dicho que ven potencial para que significativos superávits reaparezcan en el mediano plazo, aunque no a la escala del 2007.

Sólo en el tercer trimestre, el superávit de China fue de más del 7% del PIB, calculado a un tipo de cambio dólar/yuan de 6,7%.

Estados Unidos no logró respaldo para su iniciativa de establecer una meta numérica de superávits y déficits de cuenta corriente máximos en una cumbre del Grupo de las 20 economías líderes en Seúl este mes.

En vez de eso, los líderes del G-20 pidieron al FMI desarrollar más trabajo sobre guías indicativas que el que demostró que la economía estaba desequilibrada.

SAFE calculó que oficialmente las reservas cambiarias de China se elevaron en US$107.300 millones en el tercer trimestre, después de ajustarlo por tipo de cambio y valuación.

Antes de los ajustes, las reservas crecieron US$194.000 millones a un récord de 2.648 billones, por lejos las más grandes del mundo, reportó el mes pasado el Banco Popular de China.