Un fuerte cuestionamiento hicieron varios congresistas a los bancos por el alto costo de las tarifas financieras y las exigencias que alejan a los colombianos del sistema financiero.

En la Comisión III del Senado, varios miembros de esta célula legislativa pidieron al gobierno ejercer una mayor vigilancia sobre el sistema financiero, y exigir una baja en las tarifas bancarias y flexibilizar los requisitos para permitir que más colombianos accedan a los servicios bancarios.

El senador liberal Camilo Sánchez pidió al gobierno establecer mayor vigilancia sobre el sector financiero, para evitar que sigan abusando con las tarifas y el cobro de los servicios.

Porqué se tiene que dejar un saldo mínimo en las cuentas, y tener un tope para los retiros de dinero, lo que obliga al pago de repetidas operaciones, denunció el senador liberal de la coalición que apoya al Gobierno del Presidente Santos.

Recordó que unos 10 millones de colombianos que devengan el sueldo mínimo no pueden acceder a los servicios financiero debido a los altos costos.

El conservador Germán Villegas solicitó a la Asociación Bancaria, gremio de los banqueros, explicar porque los altos costos de la intermediación y las tarifas de los servicios.

El senador Sánchez recordó que los servicios públicos, en su mayoría son privados, pero tienen control sobe las tarifas, lo que no está sucediendo con los bancos.

Dijo que las utilidades del sistema financiero crece en buena proporción: en 2005 eran de 3,4 billones de pesos (US$1,8 millones) y el año pasado llegaron a los 5,5 billones de pesos (US$2,9 millones), esto significa un crecimiento del 33%, explicó. "Es un negociazo", reiteró el senador liberal.

El sector financiero tiene que ser coherente con el comportamiento del país, pero se debe meter en cintura, reiteró el congresista Camilo Sánchez.

Los costos. El Gobierno se declaró impotente para controlar los costos de las tarifas que establecen los bancos para los usuarios.

El superintendente Financiero, Gerardo Hernández, dijo que "no hay un mecanismo único para poder revisar y fijar cuáles son esos costos (de las tarifas)".

Explicó que si una entidad bancaria se dedica solo a la banca corporativa, "una manera de desestimular otro tipo de banca es cobrando mucho más los costos del usuario al menudeo".

Recordó que en algunos casos han bajado el costo por el uso del Internet, para motivar a que haya unos mayores accesos a estos servicios.

"Lo que aquí (en el debate) quedó reflejado es que en el sector financiero es muy importante que haya competencia y es muy importante que las entidades como la Superintendencia Financiera le den a los ciudadanos mayor información para que ellos puedan ejercer el derecho que tienen de escoger las entidades financieras que más le convienen, y logar mayor competencia y que los precios de los servicios bajen", dijo Hernández.

A juicio del superintendente Financiero, durante la discusión de la reforma financiera se señaló que no era conveniente establecer unos topes a los servicios porque podían tener efectos que no eran los que se querían.

Frente a la posibilidad de eliminar la tasa de usura como lo han pedido los bancos, el funcionario dijo que mientras no exista un proyecto de ley que la modifique va a existir.

"La ley hay que aplicarla y la tasa de usura cumple con unos propósitos. Lo que hemos señalado y señaló el Presidente Santos es que estamos dispuestos y estamos en el trabajo de revisar la metodología y el cálculo de la tasa de usura, precisamente para que esa tasa no termine teniendo unos efectos nocivos en el mercado financiero", dijo Hernández.

El senador Sánchez se mostró contrario a esa petición porque atentaría contra los intereses de los pobres.