Washington. La economía estadounidense creó menos empleos el mes pasado de lo que se esperaba y la tasa de desempleo ascendió a su nivel más alto desde abril, lo que refleja la permanente debilidad del mercado laboral del país a 17 meses desde que comenzara la recuperación económica.

Las nóminas de empleo no agrícola crecieron en 39.000 en noviembre, lo que se compara con un incremento de 172.000 empleos durante el mes previo, informó el viernes el Departamento de Trabajo.

El ascenso en las nóminas de octubre fue revisado, tras estimarse inicialmente en 151.000.

Las empresas del sector privado crearon sólo 50.000 empleos en noviembre.

La tasa de desempleo, por su parte, se ubicó en el 9,8%, un aumento frente al 9,6% del mes anterior.

Los economistas consultados por Dow Jones Newswires habían proyectado, en promedio, que las nóminas aumentaran en 144.000 en noviembre y que la tasa de desempleo permaneciera sin cambios en el 9,6%.

Más de 15 millones de personas a las que les gustaría trabajar, no pueden obtener un empleo. La tasa de desempleo se ha mantenido por encima del 9% desde mayo de 2009.