Nueva York. La voz disidente dentro del Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal mantuvo este viernes su postura contra la política monetaria de ultra relajamiento luego que la FED anunciara este miércoles una inyección adicional de dólares al sistema.

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Kansas City, Thomas Hoenig, dijo este viernes que la FED debe sacar las tasas "del cero" para asegurar una economía más estable. En reiteradas oportunidades, Hoenig ha señalado que tasas del 1% o incluso el 2% aún representarían una política bastante acomodaticia.

Hoenig indicó que la naturaleza de altibajos de los mercados de viviendas en las últimas décadas debe abordarse desacostumbrando al mercado de "la intervención gubernamental y los subsidios públicos que han distorsionado el mercado".

"El publico estadounidense, incluyendo a quienes aspiran a viviendas y aquellos empleados en el sector de viviendas podrían recibir un mejor servicio, con el tiempo, medidante la reducción o retiro de estos subsidios como parte de nuestra política nacional", señaló.

La FED necesita "comenzar a tomar medidas para normalizar la política monetaria", agregó.

Hoenig estuvo en desacuerdo -como lo ha hecho en todas las reuniones de política monetaria de la Reserva Federal desde comienzos de año- con la decisión de la Fed el miércoles de comprar US$600.000 millones en títulos del Tesoro en los próximos ocho meses en un esfuerzo por apuntalar la alicaída economía.