Quito. Nuevos datos que ponderan la pobreza por Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), fueron expuestos este miércoles en el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Inec).

En junio de 2012, las NBI denotan un 36,98% de pobreza. Este indicador pondera cinco variables sobre aspectos de vivienda y acceso a servicios básicos, el secretario Nacional de Planificación y Desarrollo, Fander Falconí explicó que cualquier falencia en estas consideraciones pone a una familia encuestada dentro del nivel de pobreza, por eso consideró a este el indicador de la pobreza más difícil de combatir.

Sin embargo, el Ecuador muestra una evolución de reducción de los niveles de pobreza por Necesidades Básicas Insatisfechas, al igual que sucede en los niveles de pobreza medida por ingresos, que en junio ubicó al país en 25,3%.

Recientemente, comentó el Secretario de Planificación, su institución hizo un análisis sobre las implicaciones y costos que significarían reducir las NBI. Por ejemplo, al eliminar las brechas existentes por la carencia de agua y alcantarillado en el territorio significaría una baja de entre el 25% y 30%, lo cual también implica un concepto de corresponsabilidad sobre la pobreza entre las políticas públicas del Gobierno Central con las de los Gobiernos Autónomos Descentralizados.

Esta medida es evidentemente un reto de desarrollo territorial, pues a escala urbana, la pobreza medida como Necesidades Básicas insatisfechas marca el 20,14% y en la ruralidad afecta al 70,25% de la población.