Bruselas. La Comisión Europea autorizó este martes a Irlanda, España, Dinamarca y Hungría a ampliar sus programas de apoyo bancario hasta finales de 2010.

Los programas implican garantías para los bancos irlandeses, españoles y daneses y una línea de liquidez para Hungría, dijo la Comisión.

En el marco de esta ampliación, los bancos tendrán que pagar primas más elevadas por estas garantías, indicó el Ejecutivo comunitario.

Con esto se intenta animar a los bancos a autofinanciarse sin ayuda estatal y limitar las distorsiones de la competencia.

La Comisión ya ha ampliado las garantías bancarias en Suecia, Alemania, Austria y Letonia.