Lima. El dinamismo de la inversión extranjera en Perú ayudará a la reducción de la pobreza y potenciará los beneficios del Tratado de Libre Comercio (TLC) bilateral con la Unión Europea.

Así lo aseguró el embajador de la UE en el país sudamericano, Hans Alldén, quien informó que este acuerdo comercial entrará en vigencia a partir del 2012.

El diplomático informó que la Unión Europea está interesada en los productos agrícolas de Perú, principalmente, el banano orgánico y el cacao, según informó Agencia Andina.

“Si bien la producción de este último es muy pequeña y artesanal, es de muy buena calidad y se puede explotar aún más”, declaró a la revista Empresas & Negocios de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

Asimismo, Alldén estimó que todavía falta trabjar en el sector de los servicios, lo cual podría incrementar la competitividad de Perú.

“Existe una gran necesidad por invertir en este sector, lo que felizmente ya se está haciendo, y si vemos a Perú dentro de 20 años, con certeza el rubro servicios será uno de los más importantes, por no decir el principal”, adelantó.

Por último, el embajador de la UE destacó que Perú tiene cierta ventajas sobre los demaś países latinoamericanos.

“El mercado peruano es atractivo porque si tiene un crecimiento económico de 7 u 8% anual, el poder adquisitivo de los peruanos se encuentra en pleno crecimiento, lo cual debe ser aprovechado”, apuntó.