Uno de cada cinco ciudadanos griegos vive por debajo del umbral de la pobreza debido a la crisis financiera que azota el país, según la oficina de estadística de Atenas Elstat.

En total son 2,2 millones de habitantes, de los 11 millones que existen en Grecia.

El nivel de pobreza está fijado en 15.000 euros anuales para una familia de cuatro miembros, detalló la agencia de noticias DPA.

Del total, 27,7% de los afectados tienen dificultades para alimentarse, afirma el informe.

Por ese motivo, desde hace semanas está en marcha una campaña para alimentar a los más necesitados, bajo el lema "Juntos podemos lograrlo".

Participan la iglesia, las ciudades y comunidades, y los supermercados, y se basa en dar colaboraciones y comprar alimentos para los compatriotas que no pueden hacerlo.