Montevideo. A pesar del anuncio que este viernes hizo el presidente de la administración nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap), Raúl Sendic, que en marzo subirá el precio de los combustibles, desde el ente y el Poder Ejecutivo se intentará minimizar el ajuste a través de una reducción de la carga impositiva que recibe la petrolera.

“En marzo vamos a aplicar una combinación de herramientas que planteamos: una suba de precio y, a su vez, alguna modificación sobre las cargas tributarias que tiene Ancap", explicó el titular de la empresa estatal.

"Por un lado, la carga de impuestos de Ancap y, posiblemente, una modificación de la tasa del Impuesto Específico Interno (Imesi) de las gasolinas que permita una resignación de la recaudación del Estado y una mayor recaudación de Ancap” agregó Sendic.

El mecanismo permitirá reducir la transferencia de la suba del crudo a tarifas. “La carga de Imesi que tienen las naftas se modificaría de manera que la recaudación (de Ancap) no se resienta. Hoy, la mitad va para Ancap  y la otra mitad es Imesi. Eso se podría modificar de manera que vaya más para Ancap y menos para Rentas Generales”, manifestó.

“Este mecanismo está acordado con los ministerios de Economía y de Industria y lo aplicaremos en cualquier momento de los primeros días del mes de marzo” agregó.

En tanto, Juan Amaro Cedrés, director de Ancap en representación del Partido Colorado, dijo a El Observador que la decisión de ajustar los combustibles debe ser abordada con “serenidad”, ya que “hay que ver qué sucede en el mundo árabe. Hoy no existe una estabilidad, lo que hace difícil tomar una medida porque no sabemos qué tendencia puede tomar el precio del petróleo en las próximas semanas”.

El Brent subió este viernes 0,65% a US$112,08 mientras el WTI se apreció 0,38%, a US$96,14.

De todas maneras, el jerarca coincidió con el manejo del Imesi para minimizar la suba del combustible y afirmó que “una sola empresa no puede sostener la inflación”.