Montevideo. Las importaciones de bienes de consumo, especialmente los duraderos, lideraron el crecimiento de las compras al exterior durante los primeros cinco meses del año, respecto a igual período de 2009.

Un dólar bajo y con perspectivas de relativa estabilidad y la concreción de decisiones de consumo postergadas en el último año, llevaron a un incremento de 68,8% de las importaciones de bienes de consumo duraderos, de acuerdo a los datos difundidos por el Banco Central (BCU).

Mientras que el total de las compras al exterior creció 19,7% durante los primeros cinco meses de 2010, la adquisición de productos para el consumo final registró una expansión de 35,6%, explicando casi la tercera parte del aumento de las importaciones.

Durante el primer trimestre del año, los datos de Cuentas Nacionales arrojaron una expansión del consumo de 11% respecto a igual período del año anterior.

Los automóviles y otros equipos de transporte también tuvieron un importante crecimiento en lo que va de 2010. En los primeros cinco meses del año, registraron un incremento de 73,7%, con relación a igual período de 2009. La recuperación de la confianza de los consumidores y la caída del tipo de cambio fueron también los factores determinantes que explicaron el incremento.

La importación de alimentos y bebidas, con un menor componente cíclico que el consumo de bienes duraderos y de alto valor, registró un incremento de 16,7% durante el mismo período, inferior al total de los bienes importados.

Otros rubros de expansión fueron los bienes de capital, con un crecimiento de 25,7% y los bienes intermedios, que registraron una expansión de 12,5%. Sin embargo, en ese rubro, si se excluyen las compras de energía y petróleo, el alza asciende a 39,5%.