El gobierno y los funcionarios públicos parecía que habían alcanzado un acuerdo esta semana luego de que las partes se reunieran para tratar modificaciones al presupuesto, en artículos que refieren a los trabajadores de la Administración Central como la Ley de Negociación Colectiva, contratos y la reestructura organizativa que se lleva adelante.

“Creímos que estaba todo resuelto”, dijo a Observa el director Nacional de Trabajo, Luis Romero, al referirse a la marcha atrás que dio la Confederación de Funcionarios del Estado (COFE) que manifestó su descontento con la reunión realizada esta semana.

“Se desvirtuó la reunión con el gobierno, al salir se habló de acuerdo y así se lo trasladó a la oposición y se generaron las presiones que hay ahora. No hay ningún tipo de acuerdo”, dijo a radio Carve el representante de COFE ante el Pit-Cnt, Alejandro Laner.

Por su parte, Pablo Cabrera, otro dirigente de COFE, dijo que la reunión “fue una situación positiva, porque existieron cambios en la redacción de artículos muy sensibles, pero no llenaron las expectativas de la mayoría de los compañeros”.

Desde el gobierno se considera que con esta actitud “la negociación se complica mucho”, según indicó Romero. El jerarca consideró que se hace “muy difícil” poder llegar a un acuerdo cuando las partes se mantienen en sus planteos.

“Pensamos que los elementos fundamentales de discrepancia los habíamos contemplado. El problema es saber hasta cuándo vamos a discutir este tema porque llega un momento donde los argumentos se agotan”, explicó.

Romero aseguró que desde el Ministerio de Trabajo se mantiene el espíritu de “negociación” y están abiertos a volver a reunirse cuando el gremio lo solicite.

Posiciones Marcadas. Durante la reunión mantenida en las oficinas de Suárez y Reyes este martes se trataron los reclamos realizados por parte del PIT-CNT respecto a algunos puntos del articulado, específicamente la Sección II que refiere a los funcionarios públicos.

Este artículo incluye algunas normas sobre la vinculación de las personas con el Estado, los contratos de los funcionarios y las reestructuras administrativas que se esperan llevar adelante.

Uno de los artículos que mantiene trancada la negociación es el Artículo 4º de la Sección I del Proyecto de Ley de Presupuesto, sobre el ajuste de las remuneraciones de los funcionarios de los incisos 02 al 15, donde se realizaron pequeñas variantes. Entre ellas, se estableció que los eventuales incrementos salariales que no estén incluidos en esta Ley de Presupuesto se determinarán por los procedimientos y en los ámbitos previstos por la Ley 18.508 (Ley de Negociación Colectiva en el Sector Público).

"Hemos llegado a un acuerdo satisfactorio y vemos el futuro con optimismo", dijo en conferencia de prensa el prosecretario de la Presidencia Alberto Breccia.

Sin embargo, COFE no quedó conforme con esto. Mientras que el gobierno pretende que los aumentos que se encuentren por encima del piso estipulado se realicen mediante los procedimientos de la negociación colectiva en el sector público, los estatales pretenden que se den de forma automática.

“La pérdida de salario ya sería muy importante como para esperar a laudar en una negociación como pretende el gobierno”, dijo Cabrera.

Cabrera también se refirió a la Sección II que tiene más de 70 artículos y en especial a los artículos 55 o 67, que hablan del ingreso a la función pública. "Para nosotros es fundamental que la visión con que se pueda ver el ingreso a la función pública, sea estrictamente a través del derecho público y no en el derecho privado, como lo dejaría entrever el Articulo 67", resaltó.