Que el precio de los alimentos se ha incrementado, es un hecho más que evidente. Pero lo que muchos consumidores ignoran es que al cierre de noviembre pasado, la canasta básica experimentó un incremento de casi 40% respecto al precio vigente un año atrás; cifra que contrasta fuertemente con el 22% de alza que experimentaron los productos alimenticios entre noviembre de 2008 y el mismo mes de 2009.

Según el Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas) de la Federación Venezolana de Maestros, en lo que va de 2010 el precio de la canasta básica alimentaria se elevó en más de Bs.F 679 (US$157,8), 33,8%. Este monto significa un alza de casi 100% respecto a los valores alcanzados en el mismo período de 2009, cuando la cesta subió en términos nominales Bs.F 290 (US$67,4) 17,8%.

Los montos arrojados por el Cendas también contrastan de manera significativa con los datos del Banco Central de Venezuela, cuyo último reporte señala que el alza acumulada este año en el rubro alimentos es de 31,1%.

El estudio mensual del Cendas señaló que al cierre de noviembre, el precio de la canasta se ubicó en Bs.F 2.686,85; Bs.F 30, 92 por encima del costo de octubre. Esto significa que para adquirir la canasta de alimentos necesarios por una familia de cinco miembros, cada hogar debe disponer de 2,2 salarios mínimos; toda vez que el sueldo básico (Bs.F 1.223,89) apenas cubre 45,6% del costo de la cesta.

Sube y sube. Tras registrar los costos reales de mercado de 11 grupos de productos, el Cendas señaló que siete agrupaciones subieron de precio; al tiempo que estimó que los alimentos se comercializan 72,4% por encima del precio oficial.

Entre los casos más emblemáticos está la carne y sus preparados. Si bien la mayoría de los cortes regulados se venden al precio oficial, otros se adquieren con un fuerte sobreprecio.

Así, la carne molida y el lagarto se consiguen en Bs.F 24,80, más de 108% por encima del precio controlado de Bs.F 11,90 el kilo. La carne para bisteck, regulada en 17,60 bolívares, se expende en promedio en Bs.F 32 kilo, un alza de 81,8% respecto al monto establecido por las autoridades.

El pollo no escapa de esta situación, y mientras el kilo está regulado en Bs.F 11,31 se comercializa en Bs.F 13,9, un alza de 23%.

El pernil, regulado recientemente en 22,5 bolívares, se vende en promedio en Bs.F 41,4, 84% más caro que el precio oficial.

El segmento reservado a salsa de tomate y mayonesa sufrió en noviembre un incremento de 7,7% respecto al precio vigente en octubre; al tiempo que el grupo de leche, quesos y huevos se incrementó 3%, alza que fue potenciada por el sobreprecio de 104,8% que muestra el queso blanco duro respecto a su valor oficial de Bs.F 23,92 el kilo (se vende en Bs.F 49).

Cabe destacar que pese a la insistencia de los productores y distribuidores en la normalidad del comercio de leche en polvo, persiste el irregular abastecimiento del producto, lo que ha disparado el precio hasta los Bs.F 30 la presentación de un kilo.

Otros rubros que subieron de precio en noviembre respecto al mes precedente fueron pescados y mariscos (2,2%); cereales y derivados (2,1)%; grasas y aceites (1,7%) y raíces y tubérculos (1,6%)

El Cendas también reportó que el índice de escasez durante noviembre se ubicó en 10,5%; lo que significa que de cada 100 productos, más de una decena no está presente en los anaqueles.