Ante las recientes declaraciones de la presidenta del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), sobre la necesidad de revisar la implementación del PVP (precio de venta al público), Consecomercio afirmó que la mayor parte de los comercios del país cumple con esta normativa.

"La inmensa mayoría del comercio formal y organizado sí cumple con las actuales ordenanzas del Indepabis, porque nos están supervisando permanentemente", explicó Fernando Morgado, presidente de Consercomercio.

Agregó que los comercios cuentan con las máquinas fiscales para seguir estas normas establecidas en la Ley de Indepabis.

En cuanto al etiquetado, explicó que hay empresas que lo hacen con máquinas y otras a mano.

Indicó que hoy en día ya existe el precio de venta al público sugerido en la Ley de Indepabis, en la cual se exige que se coloquen los precios a la luz de los compradores. "Y los precios no se deben modificar hasta que no se repongan los nuevos inventarios", explicó Morgado.

Sin embargo, acotó que, como han mencionado en otras ocasiones, "todo control es pernicioso".

Asimismo, advirtió que la no revisión periódica de los precios regulados promueve la escasez.

"Pretenden dejar los controles con una movilidad indeterminada, sin evaluar las estructuras de costo. El Gobierno pretende que algunos productos que están regulados se vendan a unos precios, lo cual lleva a dos cosas: o que desaparezcan del mercado, porque nadie quiere perder, o que se vean en los mercados municipales, a unos precios fuera de la regulación", explicó.

Oferta y demanda

El presidente de Consecomercio expresó que el mejor determinante de los precios de los productos es el mercado: tener suficiente oferta como para atender la demanda e incluso generar excedentes para la exportación. "Ese día los precios comenzarán a bajar", indicó.

Morgado explicó que cada comercio y empresa tiene estructuras de costos diferentes.

"Un rubro no puede tener el mismo precio si se produce en una ciudad y debe ser trasladado, por varios kilómetros, a otra región, pues hay que pagar fletes y seguros para esa mercancía", indicó.

Añadió que es factible que un comercio que venda más puede tener precios más bajos, debido a que las estructuras de costos no son las mismas.