Partiendo de las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de Venezuela, la deducción salta a la vista: al cierre de 2010, aun cuando la tasa de desocupación se redujo en comparación con el ejercicio previo, la economía nacional no fue capaz de crear las plazas de empleo necesarias.

Según el INE, entre diciembre de 2009 y el mismo mes de 2010 la población ocupada se elevó se 0,1%, mientras que, la población económicamente activa se incrementó en 0,6% en ese lapso, al pasar de más de 13,4 millones en 2009 a 13,4 en el mismo mes de 2010.

Ello significa que, obviando el crecimiento natural de la población total del país, el año pasado no se crearon suficientes fuentes de empleo.

El informe del INE, explica que durante el mes de diciembre se generaron 526.278 puestos de trabajo lo que indica un crecimiento de 1,1 puntos porcentuales. Esto ubica la tasa de desocupación en 6,5% en el último mes del año pasado.

El desglose de las cifras del INE evidencia que en los últimos 12 meses, el sector público perdió su capacidad generadora de plazas de empleo.

Aun cuando entre noviembre y diciembre se incorporaron a la nómina pública más 208.000 personas, al compararse diciembre 2009 y diciembre 2010 se tiene que apenas 29.383 trabajadores adicionales ingresaron a la nómina pública.

Esto demuestra que el sector público se mantuvo como responsable de 19,5% de las plazas de empleo en el país, misma tasa que registró al cierre de 2009.

Aunque a niveles macro el sector privado presentó una estacionalidad al cierre de 2010 respecto al fin de año de 2009, llama la atención que entre noviembre y diciembre del año pasado se desincorporaron casi 318.000 empleados (-0,9%).

Esta reducción es más que significativa tomando en cuenta que, tradicionalmente, diciembre es el mes de mayor demanda de empleos temporales para atender la demanda navideña. No menos llamativo es el hecho de que entre diciembre de 2009 y el mismo mes de 2010, este segmento de la economía solo logró sumar 123.163 trabajadores, lo que en términos estadísticos no representa una variación significativa.

Cabe destacar la reducción de más de 67.000 (-0,6%) patronos y empleadores entre diciembre 2009 y el mismo mes del año pasado, lo cual de alguna manera explica el nulo aumento en la generación de nuevos empleos.

En cuanto a la formalidad del empleo, el reporte del INE señala que en comparación con el último mes de 2009, la formalidad creció 1,2% en el mismo mes de 2010; mientras que la informalidad tuvo un comportamiento inversamente proporcional.