Venezuela aumentará gradualmente los precios regulados en artículos tales como leche, arroz y harina de maíz en un intento por evitar un repunte inflacionario causado por la devaluación de su moneda, informó el director del Banco Central de Venezuela, Armando León.

"El Gobierno no aumentará los precios de los alimentos regulados de inmediato", dijo León a la agencia Bloomberg, en una entrevista telefónica en Caracas.

"El ajuste será gradual con el fin de diluir el efecto que estos incrementos podrían tener en la inflación en los próximos meses", explicó.

En Venezuela se implementó un control de precios que lleva ya siete años, luego de decretarse el control de cambio en el mes de febrero del año 2003.

El ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, anunció el pasado 30 de diciembre, la devaluación del bolívar por segunda vez en el año desde enero de 2010.

El gobierno del presidente Hugo Chávez eliminó la tasa de cambio oficial de 2,60 bolívares fuertes por dólar en productos considerados de primera necesidad, incluyendo alimentos y medicinas. Ahora todas las operaciones con divisas se realizarán a la tasa de cambio de 4,30 bolívares fuertes por dólar.

La devaluación añadiría dos puntos porcentuales a la inflación de este año, indicó León, después de que el BCV informara que los precios al consumidor aumentaron 26,9% en 2010, la mayor tasa entre las 78 economías seguidas por Bloomberg.

Los precios se aceleraron un 5,2% en abril de 2010 en comparación con el año anterior, después de que el Gobierno elevara los precios máximos en los alimentos básicos.

En el presupuesto de 2011 se estableció una meta de inflación de entre 23% y 25%. León asegura que se mantendrá este cálculo a pesar de la "unificación cambiaria".

El director del BCV destacó que en Venezuela las empresas públicas y privadas cuentan con inventarios suficientes de materias primas para evitar recurrir a importaciones más caras de inmediato, aspecto que empeora las presiones inflacionarias.

El Sitme se mantiene

Armando León, uno de los cinco directores del Banco Central, afirmó que no habrá una devaluación más para el tipo de cambio del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme), que actualmente se cotiza a 5,30 bolívares por dólar.

El Sitme fue establecido el año pasado después que el presidente Hugo Chávez ordenara una ofensiva contra las casas de bolsa y el desmantelamiento de un mercado de divisas no reguladas y que actualmente administra el ente emisor.

Este sistema es utilizado por los venezolanos para obtener dólares cuando no pueden obtener el permiso del gobierno para comprar a la tasa oficial de Cadivi.

León aseguró que el Banco Central puede garantizar bonos suficientes para abastecer al Sitme en el primer semestre de 2011. Al tiempo que garantizó que Venezuela tiene suficientes reservas internacionales para cumplir con sus obligaciones de deuda en el año 2011