Impulsada por el alza de 4,1% de los alimentos en diciembre pasado, la canasta básica familiar cerró 2010 con un aumento de 43% en comparación con 2009, según datos del Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas) de la Federación de Maestros.

De acuerdo con las estadísticas del instituto, al final de ese año las familias venezolanas debían invertir 6.310,95 bolívares fuertes (US$1.468) para cubrir sus necesidades básicas, una alza de Bs.F 1.896,68 (US$441) respecto al gasto necesario doce meses atrás (Bs.F 4.414,27).

Sustentado en la revisión de precios reales de los bienes y servicios, el informe del Cendas señala que para poder satisfacer sus necesidades esenciales, los hogares venezolanos deben disponer de 5,2 salarios mínimos.

Esto significa que una familia promedio, integrada por cinco miembros, donde dos trabajan y reciben salarios mínimos (Bs.F 2.447,78) (US$569), apenas logra cubrir 38,8% de la cesta familiar, lo que deja un déficit de 61,2%.

Consecuente subida. El reporte del Cendas señala que para el mes de diciembre, la variación mensual de la canasta básica estuvo determinada por el crecimiento de precios de cinco de los siete rubros que la integran, destacando el alza 8,3% que experimentaron vestido y calzado, como consecuencia del aumento estacional de la temporada navideña.

En ese mismo mes, y por causas que van desde la estacionalidad hasta la imprevista contingencia por la inundaciones, que afectaron al país en diciembre, el costo de los alimentos se incrementó en 4,1%, lo que llevó la canasta alimentaria a cotizarse en 2.798 bolívares fuertes.

En este rubro, los datos del organismo privado contrastan significativamente con los del Instituto Nacional de Estadísticas, cuyo último reporte (noviembre 2010) señala que el costo de la canasta alimentaria se ubicó ese mes en Bs.F 1.359,37, más de Bs.F 1.327 por debajo del monto publicado por el Cendas (Bs.F 2.686).

El Cendas señaló que el gasto en alquiler de vivienda se elevó en diciembre 1% respecto a noviembre 2010; mientras que el alza en artículos de higiene personal y limpieza del hogar fue de 0,4% durante ese período analizado