Nueva York. Las acciones estadounidenses subieron 4% el jueves, porque el apetito de los inversores por las ofertas pesó más que la reciente ola de pánico que hundió al mercado en las últimas dos semanas.

El alza del jueves fue la segunda de una semana de altibajos, que sigue a una corriente vendedora en que el índice S&P 500 ha perdido hasta 17% desde el 22 de julio, lo que muestra a un mercado que se estabiliza.

"Es un mercado como una cuerda elástica para saltar. Nos tiramos de un puente pequeño y la cuerda nos está elevando y la oscilación está disminuyendo, pero aún estamos rebotando arriba y abajo", dijo Fred Dickson, estratega jefe de D.A. Davidson & Co.

Los inversores aprovecharon los resultados de Cisco y una leve baja de los pedidos de subsidios de desempleo como catalizadores para entrar en acciones que habían sido castigadas.

El temor a un contagio de la crisis europea de deuda se alivió en parte por las noticias de que el martes habrá una reunión entre el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel.

El sector financiero tuvo un desempeño mejor que el de otros, tras encabezar las pérdidas en la sesión anterior. Sin embargo, analistas esperan aún que la corrección, que ha hecho perder al S&P 500 un 14% desde su máximo del 29 de abril, se mueva a un piso.

El promedio industrial Dow Jones ganó 423,37 puntos, o 3,95%, a 11.143,31 unidades. El índice Standard & Poor's 500 avanzó 51,88 puntos, o 4,63%, a 1.172,64 unidades.

El índice tecnológico Nasdaq Composite ganó 111,63 puntos, o 4,69%, a 2.492,68 unidades.

Si bien los índices tuvieron un buen desempeño el jueves, el S&P 500 ha caído en 11 de las últimas 14 sesiones, lo que apunta a que la presión vendedora puede no haberse agotado.

Entre los sectores, el financiero del S&P subió 6,3%, mientras que el de semiconductores ganó 5,2%.