Quito. Ecuador levantó este sábado una alerta de tsunami para las Islas Galápagos lanzada por la amenaza de una ola gigante tras un fuerte sismo que sacudió a Chile, pero la población permanecía en las partes altas como una medida preventiva.

En la madrugada de este sábado un sismo de magnitud 8,8 afectó a Chile, lo que provocó una alerta de tsunami para las costas de ese país, Ecuador y Perú, por lo que las autoridades ecuatorianas decidieron evacuar a la población de las paradisíacas Islas Galápagos.

"La alerta emitida en horas tempranas ha sido levantada para las islas", dijo la presidencia en un comunicado en su página de internet.

Sin embargo, los habitantes de las Galápagos, unas 20.000 personas junto a decenas de turistas, fueron trasladados desde muy temprano a las partes altas del Archipiélago, uno de los mayores atractivos turísticos del planeta.

La evacuación se produjo como una medida preventiva ante el comportamiento del mar, que puso en alerta a la población y las autoridades.

"Se ve un fenómeno nunca antes visto de la subida y bajada del mar en cuestión de minutos, nunca se ha registrado eso aquí", dijo Fabián Oviedo, un residente de Galápagos, a Reuters, desde la parte más alta de la isla Santa Cruz.

Oviedo, quien trabaja en el Parque Nacional Galápagos, señaló que las personas aún permanecían en las partes altas de las islas, pese a que se levantó la alerta.

El presidente Rafael Correa dijo que el gobierno continúa monitoreando las costas del país ante eventuales efectos tras el terremoto en Chile.

"Gracias a Dios ya pasó el peligro, se alertó a la gente y se les dijo que vayan a tierras más altas. Ya pasó la onda expansiva. Estamos muy atentos", dijo Correa a periodistas desde la ciudad amazónica de Shell.

Las paradisíacas Islas Galápagos sirvieron al científico británico Charles Darwin para su teoría de la evolución de las especies en el siglo XIX.

Las islas, en las que habitan tortugas gigantes, piqueros patas azules, iguanas y una gran variedad de aves, se encuentran a unos 1.000 kilómetros del territorio continental.