Pasar al contenido principal
EE.UU.: Cuando se trata de reducir los reingresos hospitalarios, las sanciones financieras funcionan
Viernes, Diciembre 30, 2016 - 07:00

Las iniciativas impulsadas desde “afuera” son efectivas y se focalizan especialmente en las causas más penalizadas, pero las reducciones se han estabilizado luego del empuje inicial.

Yale University. Los hospitales que fueron penalizados financieramente por demasiados reingresos fueron más propensos que las instituciones no penalizadas a reducir posteriormente los reingresos para todas las condiciones, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de Yale y colegas en el Journal of American Medical Association.

La reducción de las readmisiones se ha convertido en una prioridad nacional en los EE.UU.. El Programa de Reducción de Readmisión Hospitalaria (Hospital Readmission Reduction Program, HRRP) fue promulgado como parte de la Ley de Protección al Paciente y Asistencia Accesible, que e impuso sanciones financieras, a partir de octubre de 2012, para hospitales con reingresos más altos que los esperados para tres condiciones: infarto agudo de miocardio, Insuficiencia cardíaca congestiva y neumonía entre los beneficiarios de Medicare de pago por servicio.

Desde que el programa comenzó, miles de hospitales han sido sometidos a casi US$ 1.000 millones en sanciones por no reducir los reingresos. Nihar R. Desai, profesor asistente de medicina en la Escuela de Medicina de Yale y sus colegas, examinaron los datos de 2008 y 2015 para determinar si estas sanciones dieron como resultado menos reingresos para las tres condiciones objetivo, así como para todas las condiciones.

"Descubrimos que los hospitales que estaban sujetos a sanciones bajo el programa HRRP tuvieron reducciones más significativas en readmisiones que los hospitales que no fueron sancionados", dijo Desai. "Además, los hospitales que estaban sujetos a las penalidades también parecían concentrar sus esfuerzos en reducir los reingresos por las condiciones que eran la base de la pena, mientras que los hospitales que no fueron sancionados parecían reducir los reingresos en todas las condiciones".

Desai dijo que los hospitales parecen haber respondido a estas iniciativas impulsadas desde “afuera”, indicando que de hecho funcionan, pero señaló que las reducciones de readmisión se han estabilizado desde el empuje inicial.

"Sabemos que no todos los reingresos son evitables, pero también estamos buscando maneras de mejorar aún más el número de reingresos", dijo Desai. "Estamos explorando si es posible lograr reducciones adicionales en ellos que sean alcanzables y factibles, y evaluando qué tipo de ambiente de política sería necesario para fomentar esas reducciones adicionales", concluyó.