Pasar al contenido principal
EE.UU.: Expertos analizan cómo los hogares de ancianos pueden acomodar mejor a los residentes obesos
Jueves, Julio 4, 2019 - 10:00

Cerca del 30% de los residentes de hogares de ancianos en ese país son obesos.

Alrededor del 30% de los residentes de hogares de ancianos son obesos. Eso puede complicar su cuidado. La instalación puede necesitar comprar sillas de ruedas especiales o ascensores motorizados. Los auxiliares de enfermería pueden tener dificultades para ayudarlos a bañarse. Y los médicos pueden lidiar con cómo, o incluso si, restringir sus dietas.

El investigador de la Universidad de West Virginia, Nicholas Castle, es parte de un equipo que investiga cómo los asilos de ancianos pueden satisfacer mejor las necesidades de salud de los residentes obesos. La Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención Médica, una división del Departamento de Salud y Servicios Humanos, les ha otorgado casi US$ 2 millones para el proyecto.

"Es una iniciativa de cinco años para averiguar si las casas de ancianos están preparadas o no", dijo Castle, quien preside la Política, Gestión y Liderazgo del Departamento de Salud de la Escuela de Salud Pública. "La parte práctica de esto es que estamos tratando de obtener las mejores prácticas de los asilos de ancianos que parecen saber lo que están haciendo con los residentes obesos. Si podemos averiguar qué están haciendo, podemos difundirlo a aquellos que no han tenido tanta experiencia".

El proyecto de cinco años también involucra a John Engberg, de RAND Corporation, y está dirigido por John Harris, de la Universidad de Pittsburgh.

En un estudio anterior, Castle, Engberg y Harris evaluaron los datos a nivel nacional y de condado para ver si los niveles de personal en los hogares de ancianos en los Estados Unidos están asociados con las tasas de obesidad de los residentes. Sus hallazgos, publicados en el Journal of Applied Gerontology, sugieren que las altas concentraciones de residentes obesos se correlacionan con menores niveles de personal.

"Habríamos pensado lo contrario", dijo Castle. "Con los residentes que son obesos, usted esperaría que se utilicen cantidades más intensas de mano de obra con ellos, como moverlos, entrar y salir de las habitaciones e ir al baño. Se podría pensar que se necesitarían más auxiliares de enfermería para ayudar, no menos." Esto puede ser una indicación de que algunos hogares de ancianos necesitan las mejores prácticas en esta área, agregó.

Sobre la base de estos hallazgos, los investigadores realizarán una encuesta nacional de hogares de ancianos para identificar las preocupaciones que rodean el cuidado de los residentes obesos y determinar cómo están respondiendo los hogares de ancianos. Las estrategias pueden incluir aumentar los niveles de personal, comprar equipos específicos o hacer cambios arquitectónicos, como ampliar las puertas. El equipo también observará la prestación de atención en aproximadamente 50 hogares de ancianos, donde entrevistarán a los cuidadores, administradores, residentes y sus familiares para comprender mejor las medidas que utilizan los hogares de ancianos y lo que significan para los residentes obesos.

Utilizando datos nacionales, Castle y sus colaboradores examinarán la relación entre diferentes tipos de estrategias y resultados de salud negativos, como úlceras por presión, infecciones del tracto urinario y reingresos hospitalarios, en residentes obesos.

Al identificar los puntos en común entre los hogares de ancianos donde los residentes obesos tienen resultados excepcionalmente buenos, los investigadores desarrollarán un conjunto de herramientas para ayudar a los hogares de ancianos a acomodar a los obesos. "Puede ser personal, pero puede ser algún tipo de instrumentación que tengan en las habitaciones. Podría ser puertas más anchas, pero también podría ser entrenamiento. No lo sabemos todavía", dijo Castle.

Sus descubrimientos también pueden ayudar a guiar a los consumidores hacia hogares de ancianos que son especialmente expertos en el cuidado de residentes obesos.

"Si usted fuera el miembro de la familia de un anciano que era obeso", dijo Castle, "podríamos decirle que si va a un centro donde el 10, 15, 20% de la población es obesa, ellos saben cómo hacerlo y cuidar a alguien así".

Autores

West Virginia University