Pasar al contenido principal
EE.UU.:  Exposición a pesticidas nuevamente asociada a riesgo de autismo
Lunes, Mayo 2, 2016 - 11:46

Rociar los venenos desde aviones, en vez de mangueras o aplicadores controlados de gotas parece incrementar ése y otros problemas de desarrollo.

American Academy of Pediatrics/Cluster Salud. El uso de aviones para rociar pesticidas contra los mosquitos puede aumentar el riesgo de trastorno del espectro autista y retrasos en el desarrollo entre los niños, así lo sugieren los datos una investigación que se presentará en el encuentro Pediatric Academic Societies 2016.

En él, los investigadores discutirán el paper “Aerial Pesticide Exposure Increases the Risk of Developmental Delay and Autism Spectrum Disorder”, el cual identifica y estudia una región pantanosa en el centro de Nueva York, donde los funcionarios de salud utilizan aviones para rociar pesticidas piretroides cada verano.

Los pesticidas se dirigen a los mosquitos que portan el virus de la encefalitis equina del este, que puede causar inflamación del cerebro y la médula espinal.  Los investigadores encontraron que los niños que viven en los códigos postales en los cuales la forma de lucha contra los mosquitos es la fumigación aérea de pesticidas (que ha tenido lugar cada verano, desde 2003), ya tienen, aproximadamente, un 25% más probabilidades de tener un diagnóstico de autismo o retraso en el desarrollo documentado, en comparación con los de los códigos postales con otros métodos de distribución del pesticida, tales como difusión manual de gránulos o el uso de mangueras o aplicadores controlados de gotas.

“Otros estudios ya han demostrado que la exposición a los pesticidas podría aumentar el riesgo de un niño de sufrir autismo o retraso en el desarrollo”, dice el investigador principal Steven Hicks. Quien agrega que “nuestros resultados muestran que la forma en que se distribuyen los pesticidas pueden cambiar ese riesgo". La prevención de la encefalitis transmitida por mosquitos es una tarea importante para los departamentos de salud pública, afirma el investigador. Sin embargo,  “las comunidades que cuentan con programas de pesticidas para ayudar a controlar la población de mosquitos, podrían considerar el impacto de las formas de reducir la exposición a plaguicidas niño, incluyendo diferentes métodos de aplicación alternativos existentes”.