Pasar al contenido principal
EE.UU.: Persisten diferencias de género entre cardiólogos
Viernes, Diciembre 30, 2016 - 14:59

Casi dos tercios de las mujeres informaron discriminación en el lugar de trabajo, que es tres veces más que los hombres y más probable debido al género y la crianza de los hijos.

Reuters. Aunque los cardiólogos generalmente están satisfechos con sus carreras, las disparidades entre hombres y mujeres apuntan a preocupaciones constantes sobre la vida familiar, la igualdad de remuneración y las barreras al éxito, según una nueva encuesta.

Por ejemplo, las cardiólogas son menos propensas a reportar un avance profesional y más propensas a denunciar la discriminación en el lugar de trabajo.

Las mujeres representan sólo el 13% de los cardiólogos, en comparación con el 18% de los cirujanos, el 30% de los oncólogos y hematólogos, el 35% de los internistas y el 50% de los obstetras y ginecólogos.

"Ya sabemos que la cardiología es un campo en el que no entran suficientes mujeres", dijo Claire Duvernoy, investigadora del estudio de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor. Duvernoy preside el Colegio Americano de Cardiología de Mujeres en el Consejo de Cardiología, que ha realizado la encuesta cada 10 años desde 1996.

"Encontramos que muchas diferencias entre hombres y mujeres continúan y no han desaparecido en gran medida", dijo a Reuters Health. "Si todavía hay una percepción de que tener una carrera en cardiología y una familia es difícil para las mujeres, necesitamos encontrar maneras de cambiar eso".

Los cardiólogos que completaron la encuesta - 964 mujeres y 1.349 hombres - respondieron preguntas sobre demografía, opciones de carrera, satisfacción profesional y barreras profesionales y personales para el éxito.

En general, el 88% de las mujeres y el 90% de los hombres informó moderada a alta satisfacción. Del mismo modo, alrededor del 60% de los hombres y las mujeres estaban satisfechos con su compensación financiera.

En los últimos 20 años, observan los investigadores, el porcentaje de mujeres que denuncian discriminación ha disminuido del 71 al 65%.

Aún así, es menos probable que las mujeres reporten avances en comparación con sus compañeros. Casi dos tercios de las mujeres informaron discriminación en el lugar de trabajo, que es tres veces más que los hombres y más probable debido al género y la crianza de los hijos. Los hombres eran más propensos a reportar discriminación racial y religiosa.

Las mujeres siguen teniendo menos probabilidades de casarse y tener hijos que los hombres y es más probable que requieran ayuda para el cuidado de los hijos e interrumpan su formación médica, típicamente por el parto, mostró la encuesta.

"El (Colegio Americano de Cardiología) en su conjunto está teniendo una conversación sobre las maneras de hacer esta carrera más atractiva", dijo Duvernoy. "La conversación tiene que ser sobre cómo nivelar el campo de juego."

Aunque las mujeres son todavía más propensas a decir que las obligaciones familiares impiden su trabajo profesional, la encuesta mostró un cambio sustancial en la forma en que los hombres experimentan responsabilidades familiares. En comparación con hace 20 años, es más probable ahora decir que la familia afecta negativamente a sus carreras, lo que podría significar que están asumiendo más deberes familiares, escribieron los autores del estudio en el Journal of the Amerian College of Cardiology.

"Nuestra fuerza de trabajo está envejeciendo, y si no aumentamos la amplitud de nuestra piscina, no vamos a llenar esa demanda", dijo Duvernoy. "Necesitamos más mujeres y minorías subrepresentadas para atender el creciente número de pacientes con enfermedades del corazón en los próximos 10-20 años".

En cuanto a por qué los no médicos deben preocuparse por estos temas, "las vidas personales afectan en el tipo de atención que se proporciona", dijo Anupam Jena, cardióloga de la Escuela de Medicina de Harvard, que no participó en esta investigación. En un estudio publicado a mediados de diciembre, Jena y sus colegas encontraron que los pacientes tratados por doctoras tienen mejores resultados de salud que los doctores.

"Si las mujeres tienen mejores resultados para los pacientes, pero se les paga menos y se discriminan más, ¿qué dice eso sobre la eficiencia de nuestra fuerza de trabajo de médicos?", dijo a Reuters Health. "Deberíamos estar dando incentivos para alentar a las mujeres a ingresar a la cardiología, y no lo estamos haciendo".