Pasar al contenido principal
EE.UU.:Hombres explican el 40% de las cirugías de reducción de pechos
Viernes, Febrero 26, 2016 - 10:10

Fueron más de 27.000 operaciones el año pasado. De todas maneras la cifra, en fuerte aumento, es ínfima frente al 1,7 millones de cirugías realizadas en 2015.

Cluster Salud. Contra lo que dicen los chistes y el lugar común, tener los pechos grandes no siempre es una ventaja o un agrado. En especial si se es hombre y no precisamente un levantador de pesas. Ello explica por qué el 40% de las reducciones quirúrgicas de pechos realizadas el año pasado, en EE.UU. pertenecen al presunto sexo fuerte. Se trata de 27.456 intervenciones, de un total de 68.106, lo cual representa un aumento del 5% respecto de 2014 y un 35% más en comparación al año 2000.

“A medida que las cirugías plásticas se hacen más comunes y aceptadas para los hombres, lo que estamos viendo es más de ellos tomando procedimientos para estrechar y tonificar áreas problemáticas, como los pechos”, explica el Dr. David H Song. Presidente de la American Society of Plastic Surgeons (ASPS).

Y no se trata de hombres mayores obesos y “tetosos”, aclara. “Este procedimiento tiene lugar a menudo en hombres jóvenes que enfrentan desafíos genéticos con el tamaño y la forma de sus pechos y, cuando resulta apropiado, una cirugía puede hacer gran diferencia en sus vidas”, sentencia.

De todas formas, las más de 27.000 operaciones por este tema siguen palideciendo frente a los aumentos de senos para mujeres, 279.143 en 2015 (3% menos que en 2014, pero 31% más que en el 2000) y al levantamiento de senos, 99.614.

Pero no sólo de senos vive la industria de la cirugía plástica: aumento de pechos, 222.051 (5% más que en 2014,  37% menos que en el 2000); arreglo de narices, 217.979 (cantidad similar a 2014, aunque 44% debajo de las del año 2000); cirugía de párpados y ojeras (203.934, descenso de un 1% respecto de 2014, baja de un 38% desde el 2000); y abdominoplastia parcial o tummy tuck, 127.967, aumento de un 9% sobre el 2014 y 104% sobre el 2000), siguen siendo las grandes demandas en el campo operatorio. Mucho menores son los pedidos de levantamientos de nalgas o trasero: 4.767 en 2015 contra 1.356 en el 2000.

Ahora, si se trata de intervenciones fuera de pabellón, las cifras se disparan: 6,7 millones de procedimientos de inyección de botox (botulinum toxin type A), un 1% más que en 2014 y 759% más que en 2.000 y 2,4 millones de inyecciones de tejido blando de relleno, un 6% más que el año 2014 y 274% más que en el 2000.

¿Está la sociedad estadounidense obsesionada con la imagen? Sin duda. Si se mira la cantidad total de “intervenciones” vinculadas a los cirujanos plásticos, 15,9 millones en 2015, se descubre que tal cantidad representa el 4,9% de los 321,4 millones de habitantes del país. No deja de impresionar.

Al considerar únicamente las cirugías de pabellón: 1.700.000 (que, es cierto, incluyen 106.300 casos de reconstrucción de pechos para mujeres que sufrieron masectomía por diagnóstico de cáncer) y descubrir que tal número asciende al 0,52% de la población total, puede pensarse que no es para tanto. No obstante, si proyectamos que quienes se repiten las cirugías no son relevantes, en 10 años tenemos que un 5,2% de la población se habrá operado y en 20 años será un 10,4%. Sin duda, en EE.UU., el aspecto no es lo de menos.