Pasar al contenido principal
El diablo vendiendo cruces: Martin Shkreli felicita a jóvenes que consiguieron por US$ 20 fármaco que él reajustó un 5.000%
Viernes, Diciembre 2, 2016 - 11:04

El ex CEO de Turing Pharmaceuticals sorprendió al mundo al felicitar a los adolescentes que descubrieron una nueva forma de fabricar la droga Daraprim.

Reuters Health / Clúster Salud. En un giro digno de una comedia cínica, el ex ejecutivo farmacéutico Martin Shkreli ha felicitado a un grupo de estudiantes australianos que reprodujeron el ingrediente activo de una droga antiparasitaria salvadora de vidas, en el centro de una controversia sobre el precio de la droga que involucra a su ex compañía y que le costó el puesto.

Los estudiantes de la australiana Sydney Grammar School llamaron la atención de los medios de comunicación a nivel mundial esta semana, después de que dijeron que habían producido la droga Daraprim por unos 2 dólares la dosis, una fracción del actual precio de lista de 750 dólares por dosis al cual se vende en los EE.UU.

Shkreli es un ex director ejecutivo de Turing Pharmaceuticals, donde provocó indignación entre los pacientes y los legisladores estadounidenses por elevar el precio de Daraprim en más de 5.000 por ciento, luego de adquirir la compañía.

Para sorpresa de medio mundo, Shkreli dijo Shkeli -en un mensaje de vídeo publicado en YouTube- que “estos estudiantes australianos son la prueba de que la economía del siglo XXI resolverá los problemas del sufrimiento humano a través de la ciencia y la tecnología".

Agregó que “debemos felicitar a estos estudiantes por su interés en la química y estaré entusiasmado con lo que vendrá en este siglo 21 enfocado en STEM", dijo, refiriéndose a la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, por sus sigla en inglés.

Daraprim se utiliza para combatir las infecciones parasitarias de la toxoplasmosis en pacientes con SIDA, mujeres embarazadas y otros.

Los seis estudiantes y su profesor de ciencias trabajaron bajo la dirección de la Universidad de Sydney y los miembros del consorcio Open Source Malaria (que posee el apoyo de la Fundación Gates), que permite a los científicos compartir la investigación sobre los medicamentos contra la malaria.

“Tuvimos que repetir muchas de las reacciones y probar diferentes condiciones de reacción para ver qué materiales reaccionarían para hacer que el Daraprim”, dijo el estudiante Brandon Lee a Reuters Television hoy viernes.

Por su parte, Turing Pharmaceutical hizo titulares de primera plana después de que compró los derechos a Daraprim en agosto de 2015. Sin ningún fabricante rival fabricando la droga (que es genérica), Turing aumentó rápidamente el precio de una tableta de Daraprim a $ 750 de $ 13.50.

De inmediato la pequeña compañía fue vilipendiada como un ejemplo de la codicia de la industria farmacéutica, atrayendo al fuego de políticos y grupos médicos. En especial cuando se conocieron mail del Shkreli en los que explicitaba su estrategia de usar comprar pequeños laboratorios con drogas especializadas y subir abusivamente los precios, aprovechando posiciones monopólicas, en busca de ganancias muy grandes a muy corto plazo, sin invertir en innovación.

Tras el escándalo, la empresa dijo que reduciría el costo de la droga un 50% a los hospitales.

En Australia, Lee aseveró que los estudiantes querían demostrar que "estos compuestos que creen que sólo son accesibles a estas grandes empresas a gran escala son realmente capaces de ser producidos por ciudadanos comunes".

Shkreli dimitió como director ejecutivo de Turing en diciembre de 2015 después de ser acusado por cargos de que él participó en un esquema similar a Ponzi en un fondo de cobertura y Retrophin Inc, una empresa que dirigió una vez. Él se ha declarado no culpable.

Imagen: REUTERS/David Gray

(Arriba) De izquierda a derecha los estudiantes Dylan Siow-Lee, James Wood, Brandon Lee, Austin Zhang, Patrick Ngo, y Christopher Lai.